La maldición del favorito

La maldición del favorito

Fajardo debe perder el miedo a definirse: un líder es aquel que fija posturas y las defiende.

14 de noviembre 2020 , 09:41 p. m.

A 18 meses de la primera vuelta de las presidenciales de 2022, el exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo lleva la delantera en la carrera hacia la Casa de Nariño. Pero eso significa poco: a estas alturas, hace cuatro años, Iván Duque no asomaba en la baraja. Lucían con buenas opciones el entonces vicepresidente Germán Vargas, quien ni siquiera pasó a segunda vuelta, Gustavo Petro y el propio Fajardo, quienes también perdieron.

Salvo en las reelecciones de Álvaro Uribe en 2006 y de Juan Manuel Santos en 2014, cuando ellos eran favoritos y ganaron, los punteros iniciales pierden. Uribe apenas marcaba en las encuestas meses antes de ganar en 2002, al igual que le sucedía a Santos en el año anterior a su victoria de 2010. En Colombia, la campaña decide quién gana: los favoritos se diluyen durante la carrera, y algún gallo tapado aparece y se lleva el premio mayor.

¿Podrá Fajardo romper la maldición del favorito? Tomó una decisión que puede ayudarle mucho: en entrevistas y en trinos en redes sociales, dice y reitera que no piensa hacer coalición alguna con Petro ni competir con él en una consulta de izquierda. Según Fajardo, ellos dos no se parecen en ideas ni en estilo.

En 2018, Fajardo fue candidato de una alianza entre Compromiso Ciudadano –su grupo–, los ‘verdes’ y el Polo Democrático, definida desde inicios del año. En la campaña para las elecciones de marzo al Congreso, muchos candidatos del Polo pusieron vallas con el nombre y los colores de su partido, y un sello que decía: ‘Fajardo Presidente’. Eso posicionó al exalcalde como candidato de izquierda, y le hizo perder muchos votos de la amplia franja de votantes de centro, la mayoría silenciosa que he mencionado aquí.

Esta vez, el Polo va camino de aliarse con Petro, aunque un sector importante, el del senador Jorge Enrique Robledo, se salió de ese partido y está muy cerca de Fajardo, con quien busca definir mecanismos para escoger candidato. Sin el Polo, el exgobernador de Antioquia puede hacer ver su aspiración más al centro que a la izquierda, y eso mejorará sus opciones.

En entrevista esta semana con EL TIEMPO, Fajardo dijo que también tiene grandes distancias con Uribe y con el Centro Democrático, y que ese es el sector por derrotar porque –asegura– lleva todo el siglo gobernando, aunque eso resulta contraevidente con los ocho años de presidencia de Juan Manuel Santos. Uribe quiere encasillar a Fajardo justamente ahí, y asegura que el exalcalde de Medellín será el candidato del santismo, algo que, dada la impopularidad de Santos –y de todos los expresidentes–, le puede hacer daño a Fajardo.

Pero si de verdad Fajardo quiere posicionarse como un candidato de centro antes que de izquierda, tiene que hacer mucho más que marcar distancias con Petro y Uribe. Un ejemplo: él, que tiene tantos amigos empresarios en Antioquia, debe dejar en claro que respetará la propiedad privada, aunque vaya a ejercer sobre ella los controles a que el Estado está obligado por la Constitución. No solo los ricos se asustan si falta ese compromiso: las familias de clase media, que poseen poco pero eso que poseen es todo para ellas, se aterran si la propiedad privada está en peligro.

Es apenas uno de los temas sobre los cuales Fajardo tendrá que pronunciarse. Él elude las definiciones, porque cree que al fijar posturas corre el riesgo de alejar votantes. Se equivoca: un líder demuestra que lo es, y que en consecuencia puede hacerse cargo de un país, cuando define posturas, las defiende y convence de ellas a los electores. Si sigue evadiendo esas definiciones, su imagen de tibio puede coger más vuelo del que ya tiene y hacer que, aun si se posiciona más al centro que en 2018, su candidatura naufrague antes de llegar a puerto.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.