La emboscada

La emboscada

¿Qué clase de magistrados empujan al Gobierno a una emboscada de los corruptos de la ‘mermelada’?

19 de octubre 2019 , 11:39 p.m.

El núcleo santista de la Corte Constitucional cumplió a cabalidad con la tarea que se había impuesto. El mismo tribunal al que hace unos meses le pareció bien que los exguerrilleros que, entre sus actos de guerra, hubiesen violado menores pudieran someterse a la JEP y obtener allí todos los beneficios posibles, ese mismo tribunal tan laxo y complaciente con los excombatientes hizo gala de un rigor exegético, apegado en plan tinterillo a la letra chiquita de las normas, para tumbar la ley de financiamiento.

El ilustrísimo magistrado Alejandro Linares, ponente del fallo, demostró una vez más que es el más leal y cumplidor con el jefe que le consiguió el puesto, el expresidente Juan Manuel Santos. Linares lideró la caída de una reforma tributaria que, aunque no era perfecta, había aliviado un poco la pesada carga tributaria que soportan las empresas pequeñas, medianas y grandes en Colombia. Gracias en parte a ese alivio, el país está creciendo por encima del 3 por ciento, mientras que América Latina si acaso alcanzará este año el 0,5 por ciento.

No es poca cosa. Pero, al más puro estilo de ciertos colombianos –si algo va bien, dañémoslo–, a Linares y compañía les pareció perfecto llenar de incertidumbre el ambiente económico y tumbar la ley. Eso sí, para aparecer prudentes, mantuvieron su vigencia hasta fin de año, con el cuento de permitir que haya tiempo de corregir las cosas. Pero es justamente en esa patraña donde se le ven las orejas al lobo.

El Gobierno tiene de aquí hasta las vísperas de Navidad para sacar adelante una nueva ley en el Congreso: se trata de una carrera contra el reloj. Muchos de los antiguos congresistas de la Unidad Nacional santista, que llevan más de un año afectados por las convulsiones del síndrome de abstinencia ante la negativa del presidente Iván Duque a untarlos con ‘mermelada’, festejaron la decisión de la Constitucional.

“Ahora sí, el Gobierno va a tener que arrodillarse y pedirnos cacao”, dijeron algunos el martes en la noche, felices porque la emboscada quedó lista: si Duque y su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quieren revivir en el Congreso la ley de financiamiento que la Corte tumbó, tendrán que volver a la repartija de multimillonarios contratos a recomendados por esos mismos políticos, la famosa y criminal ‘mermelada’ que tanto creció desde inicios de siglo, en los mandatos anteriores al de Duque.

Ojalá el Gobierno no ceda. Y ojalá pueda construir, a punta de persuasión, mayorías en ambas cámaras. Aunque hay muchos congresistas que esperan chantajear al Gobierno hasta el límite, otros más responsables saben –porque los empresarios de sus regiones, lo mismo pequeños que grandes, les han hablado de las bondades de la ley– que sería suicida no volverla a aprobar.

Por fortuna, va a ser fácil medir la seriedad de cada congresista. Como el Gobierno ya anunció que presentará, sin cambios, la misma ley que salió aprobada hace diez meses, bastará con comprobar si, como debe ser, los mismos congresistas que la votaron a favor vuelven a votar en el mismo sentido o no. Parlamentario que cambie el voto quedará en la mira, bajo sospecha, y tendrá que explicar por qué votó a favor de la ley en diciembre y ahora vota en contra.

Esperemos que en ambas cámaras legislativas primen la sensatez y la decencia. Pero, aun si eso ocurre y la ley sobrevive, valdría la pena preguntarse qué clase de magistrados son estos que, en vez de actuar como guardianes de la Constitución, se prestan para empujar al Gobierno a una emboscada en la que, atrincherados y con las fauces abiertas, lo esperan las fieras más temibles de la corrupción política de la ‘mermelada’, a causa de la cual billones de pesos de presupuesto de los gobiernos anteriores terminaron en los bolsillos de los hampones.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.