El último berrinche

El último berrinche

Trump tiene la culpa de sus desgracias, entre otras por el pésimo manejo que le dio a la pandemia.

08 de noviembre 2020 , 12:48 a. m.

El jueves al final del día, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, leyó ante los periodistas un lacrimoso comunicado para denunciar que le estaban robando las elecciones. Sin presentar una sola prueba de sus temerarias afirmaciones, habló de fraude y votos ilegales, y luego se negó a responder preguntas. Aparte de lo grotesco de ver al hombre más poderoso del planeta en pose de víctima, sus dichos confirmaron que no merece seguir en la Casa Blanca.

La noche de las elecciones, cuando los datos parciales lo favorecían, hizo lo que nadie antes osó: proclamarse ganador sin que hubiesen terminado los conteos en estados donde se jugaba la elección. Al día siguiente, los números comenzaron a favorecer al exvicepresidente Joe Biden, y Trump salió a decir que el cambio de tendencia demostraba el robo. No hay tal: a diferencia de los republicanos, a quienes él lleva meses diciéndoles que no se preocupen por el covid-19, los electores demócratas sí le temen al contagio: muchos evitaron los puestos de votación y sufragaron por correo, una modalidad tan antigua que fue usada por los soldados de la guerra civil en 1864.

Trump sabía que el voto por correo favorecería a Biden y trató de sabotearlo: buscó apretar el presupuesto del Servicio Postal, para que colapsara a la hora de enviar unos 50 millones de votos. No lo logró: entre miércoles y jueves, esos sufragios tabulados con algo de atraso voltearon la tortilla, mientras Trump pedía en Twitter ¡que pararan de contarlos! Las autoridades de los estados que estaban sumándolos se negaron, lo mismo el gobierno demócrata de Pensilvania que las autoridades republicanas de Georgia. No era un asunto partidista, sino hacer valer un principio sagrado: todo voto debe ser contado.

El viernes temprano, el gobierno de Georgia –repito, dominado por los republicanos– anunció que Biden había tomado la delantera por más de mil votos, mientras en Pensilvania el demócrata asumió el liderato a media mañana y amplió su ventaja hora a hora, con lo que pavimentó el camino a la Casa Blanca.

Trump tiene la culpa de sus desgracias. Lo dejó muy mal parado el pésimo manejo que le dio a la pandemia de covid-19, que despreció y que en ocho meses ha matado a más de 240.000 personas –¡mil diarias!–, cuatro veces más que los soldados americanos muertos en Vietnam en 16 años.

Y su manía de insultar le jugó una mala pasada. John McCain, piloto y héroe en Vietnam, fue derribado y herido por los comunistas que lo torturaron y mantuvieron en un calabozo por casi seis años. Liberado en 1973, fue varias veces congresista y, en 2008, candidato republicano contra Barack Obama. En su tierra, Arizona, era un ídolo querido y respetado. Como senador, se atrevió un día a votar contra un proyecto de Trump, quien entonces lo atacó sin piedad y se burló de su categoría de héroe. Murió en 2018 y Trump lo siguió insultando. Su viuda y muchos republicanos hicieron campaña por Biden en Arizona, un estado republicano que, en homenaje a McCain, se le complicó a Trump.

Sobre el papel, Biden tenía este viernes los votos necesarios para imponerse en el Colegio Electoral –que toma la decisión final–, pero los abogados de Trump intentarán revertir los resultados por la vía judicial. Ojalá fracasen y que el berrinche del jueves sea el último de Trump. El clima social y la economía de Estados Unidos necesitan pasar la conflictiva página de estos cuatro años. Al mundo, en especial a los mercados y al comercio, les vendrá bien un poco de calma y dejar atrás las guerras comerciales que Trump abrió con China y Europa. Además, por el bien del planeta, urge que el cambio climático vuelva a la agenda de la Casa Blanca. Biden no luce muy brillante, pero bien rodeado puede hacerlo mejor, mucho mejor que su antecesor.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.