Desertores de la paz

Desertores de la paz

‘Iván Márquez’ y compañía deben ahora ser tratados como criminales comunes. ¿Se atreverá la JEP?.

08 de septiembre 2018 , 11:43 p.m.

La paz que el gobierno de Juan Manuel Santos pactó con los comandantes de las Farc en La Habana tiene desde hace algunos días cuatro importantes fugitivos. Aunque lo normal es que la gente huya de la guerra –no de la paz–, en el caso de ‘Iván Márquez’ –el segundo jefe más importante de ese grupo–, ‘Romaña’ –el reclutador de niños y sanguinario secuestrador– y de ‘Fabián Ramírez’ y el ‘Paisa’ –grandes capos del narcotráfico ‘fariano’–, la misión de la ONU que verifica la ejecución de los acuerdos lanzó una alerta tras constatar que dichos personajes abandonaron sus responsabilidades con más de 1.500 exguerrilleros en proceso de reincorporación y desaparecieron, con lo cual incurrieron en un grave incumplimiento de lo pactado.

Al muy cobarde estilo de quien está acostumbrado a secuestrar y masacrar, ‘Márquez’ y sus compadres dejaron botada a la tropa para volver al monte, a la ilegalidad y –es fácil presumirlo– al crimen. La deserción de estos comandantes –repito, lo normal es desertar de la guerra, no de la paz– comenzó a asomar tras la captura de ‘Jesús Santrich’ cuando fue filmado, meses después de la firma de los acuerdos de La Habana, mientras negociaba un cargamento de cocaína con delegados del cartel de Sinaloa, uno de los más temibles clanes del narcotráfico mexicano y viejo socio de las Farc.

A la caída de ‘Santrich’ –inexplicablemente protegido por los magistrados de la JEP, de la Sala Penal de la Corte Suprema y de la Constitucional, que han puesto trabas a su extradición– siguieron el viaje a Estados Unidos de Marlon Marín, sobrino de ‘Márquez’, y el anuncio de su conversión en testigo protegido de la justicia de ese país sobre los narconegocios de las Farc –cuando aún eran guerrilla– y de la Farc –convertida en partido político–. Marín, quien, además, está detrás de un grave caso de saqueo de los recursos del Gobierno para el posconflicto, sabe mucho.

Todos estos episodios asustaron a ‘Márquez’ y sus socios de deserción, quienes pusieron pies en polvorosa ante el riesgo de perder los muy generosos beneficios que obtuvieron en La Habana –donde hasta por violar menores obtendrán un tratamiento especial– y de que, en consecuencia, la justicia los mande capturar y los procese por actividades criminales posteriores a la firma de los acuerdos. ‘Márquez’, ‘Romaña’ y compañía aplicaron la máxima de los Extraditables, el grupo fundado en los 80 por Pablo Escobar, quienes decían: “Preferimos una tumba en Colombia que una cárcel en los Estados Unidos”.

Lo que procede ahora que la misión de la ONU certificó que esos señores incurrieron en una violación de los acuerdos es que la JEP les quite los enormes beneficios que esos mismos acuerdos les otorgaron, para que la justicia los procese y, si es del caso, los extradite. Es bueno recordar que en 2008, el entonces presidente Álvaro Uribe despachó a EE. UU., en un avión de la DEA, a una docena de jefes paramilitares porque después de someterse a la ley de Justicia y Paz siguieron delinquiendo desde la cárcel.

¿Se atreverán la señora Mirtha Patricia Linares, presidenta de la JEP, y sus colegas en ese tribunal a tomar tamaña decisión, o preferirán prevaricar por la vía de hacerse los de la vista gorda, como al parecer viene ocurriendo en el caso de ‘Santrich’? Los ojos de los colombianos están sobre la JEP. Los desertores de la paz deben perder todos sus beneficios para que sean tratados como lo que son: meros criminales comunes.

* * * *

Prueba reina. Que Roy, Benedetti, Vargas y Gaviria se declaren independientes frente al Gobierno puede ser la prueba reina de que el presidente Iván Duque no está ofreciendo ‘mermelada’. Ellos, que tanto disfrutaron la jalea en los ocho años anteriores, andan al parecer con síndrome de abstinencia. Veremos.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.