Las tres Marías

Las tres Marías

Tres estrellas de la política o, más bien, tres agujeros negros del cinturón de Uribión.

17 de diciembre 2018 , 07:17 p.m.

n nuestra constelación hay tres gigantescas estrellas, llamadas Alnitak, Alnilam y Mintaka, separadas por distancias prácticamente equidistantes, perfectamente alineadas y que conocemos vulgarmente como las tres Marías. También se las conoce como el cinturón de Orión.

En Colombia tenemos tres Marías, tres estrellas de la política o, más bien, tres agujeros negros del cinturón de Uribión. Se trata de María Fernanda Cabal, María del Rosario Guerra y María Isabel Rueda (la única rueda de prensa que le gusta al presidente eterno).

En cuanto a la primera, es suficiente decir que le agradecemos cuánto nos ha hecho reír. Son varios los programas de humor que dedican un espacio a recordarnos sus genialidades. No tiene límites. No, no, no, no. A pesar de sus –muchas veces grotescas posturas–, indudablemente juega un importante papel mediático en el uribismo.

Y bien, con respecto a la senadora Guerra, la semana pasada en la W, en ‘debate’ con Daniel Coronell, dio muestras de su incapacidad de controvertir. A punta de gritos boicoteó lo que pudo haber sido un interesante enfrentamiento. Curiosa y paradójicamente, la primera ministra de Tecnologías de la Información y la Comunicación fue incapaz de comunicar un concepto y se limitó a callar a su enfrentado sin dejar de interrumpirlo.

Por último está María Isabel Rueda, política y excongresista que funge de periodista. Fue jefa de prensa de la campaña presidencial de Álvaro Gómez, uribista furibunda. “Me encanta Uribe. Soy muy uribista”, escribió alguna vez (opinión muy respetable por lo demás). Pero, y tengo un inmenso pero, pocos saben, o yo hasta ahora me entero, que la señora Rueda es cuñada de la ministra Nancy Patricia y que su esposo, Miguel Rueda, tuvo que ver con Saludcoop. Por lo tanto, opino que, así como los jueces, fiscales y funcionarios públicos deben manifestar sus impedimentos, los periodistas también lo deberían hacer, o al menos dejarnos saber quiénes son aquellos personajes que pueden influir en sus opiniones. Al fin y al cabo, si uno los oye todos los días preguntándose cosas y los domingos dando línea, pues no estaría mal saberlo.

En nuestro firmamento hay otras estrellas constelaciones, como la osa mayor (NHM) y la menor (el senador Macías), que serán motivo de otra columna. Gocemos las vacaciones sin mirar las estrellas, pues nos pueden cegar.

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.