Bogotá, una versión

Bogotá, una versión

Quiero celebrar el cumpleaños de la capital con un personaje de su entraña: Luis Keshava Liévano.

10 de agosto 2020 , 09:25 p. m.

Pasados ya unos días del cumpleaños de Bogotá, quiero celebrarlo con un personaje muy de la entraña de la capital. El grafiti en la ciudad es cada vez más reconocido por propios y extraños. Si bien hoy en día es ante todo color y diseño, hubo épocas en que se limitaba a lo escrito. Y ahí sobresale Luis Keshava Liévano. Un maestro en el juego de palabras, mago de las combinaciones semánticas, grande en el humor y la ironía y fotógrafo de la ciudad.

Cito algunos de ellos tomados al azar:

¡Abajo el Estado! Del Tiempo. Arriba la erección popular. Cuando el río sueña... Perlas lleva. Tu son risa es cara musa de mi sol edad. Ver para crear. Poema grave busca solución. Los poetas crean castillos en el aire, los locos los habitan, los siquiatras cobran la renta. Mientras + mío lo mío + tuyo lo tuyo - nuestro lo nuestro. El humor contamina el miedo ambiente. Se oye borroso. Siembra un árbol y tendrás un gozque. Ser o toser... he ahí la polución. Del dicho al lecho hay mucha lucha. El amor ciego salta a la vista. Abajo los armados en alzas. Cerdifiquemos a los gringos. Ni Guerra Santa, ni Guerra Sucia, Ni Guerra Serna. Una golondrina no hace un carajo. No queremos medio ambiente, lo queremos entero. No más dictadura de clase. Cuánta sangre inútil, tanta gente extinta, tanta tinta tonta. Me ando fuera del texto. No más obedecedarios. Jesús, cruz y ficción. Lo de Edipo es muy complejo. Esta obsesión de suicidio me está matando.

Termino con el siguiente homenaje que Liévano le hizo a Bogotá en estos días y que próximamente será un son trap urbano.

Bacatá babélica

La calle de todos, La esquina de nadie,
La gente del puente, La venta ambulante.
Sueños que deambulan, Sirenas que aúllan,
Casas en el aire, ranchos a la lata.
El parque de algunos, El parche de varios,
Silencio de muchos, Las voces del barrio.
Rebusque de día, Plante de la noche,
El muro que anuncia, Pared que denuncia.
Rejas que atrapan, Lluvias que liberan,
Ciudad que soñamos, Vidas que contamos.
Espacios que llenamos, Rincones que habitamos,
Calles que pisamos, pasos desandamos.
Ciudad que conozco, Fresca y temprana,
Que en traje de fatiga, muere cada noche.
Mientras gimen susurrantes las puertas oxidadas,
Del inquilinato oscuro, de un nuevo amanecer. KL

Mauricio Pombo

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.