Altibajos y claroscuros

Altibajos y claroscuros

El surgimiento del ‘quinto poder’ es una realidad: es el poder del lector, que se ejerce en redes.

03 de junio 2019 , 10:53 p.m.

Dar de alta y dar la baja son dos conceptos aparentemente contradictorios, pero en español tienen un significado de gran similitud. El primero – también conocido como entregar el alta– es conocido como la autorización médica para reincorporarse a un trabajo, una actividad. Dar la baja significa hacer que alguien deje de estar afiliado a una institución. O sea, en ambos casos se sale de donde se estaba. Pero unos lo hacen de baja y otros de alta.

No sabría decir si lo del periodista Daniel Coronell fue la una o la otra. Aunque con certeza me atrevo a afirmar que fue una baja para la revista ‘Semana’. Como le oí decir al periodista e investigador Alberto Donadío, cuando debió salir un general, terminó saliendo un Coronell.

¿Qué fue lo que pasó? Algún día lo sabremos, más tarde que temprano, como suele suceder en nuestro país. Pero de algo no me cabe la menor duda: aquello que ya muchos señalan como el surgimiento del ‘quinto poder’ es una realidad. Se trata del poder del lector. Poder que ejerce a través de las redes sociales y que no es para nada despreciable.

Y, siguiendo con las redes sociales, circula por ellas una foto del presidente Duque, su esposa y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez en la que estos tres personajes rodean a dos jóvenes soldados mutilados. Sin lugar a dudas, una foto dice más que mil palabras. En aquella a la que hago referencia, en la parte ‘alta’ los tres primeros tocan por el hombro a los dos soldados y sonríen a la cámara, los dos uniformados (no los han dado de ‘baja’) muestran sus tristes y desesperanzados rostros. Son dos maneras de ver la guerra: la de quienes la padecen y la de quienes la promueven desde los escritorios.

En carretera se recomienda poner las luces en bajas cuando se va detrás de otro vehículo para no encandelillarlo, y poner las altas cuando se conduce en plena oscuridad. En términos tipográficos también hay altas y bajas (mayúsculas y minúsculas), y en culinaria tenemos arroz en alto y en bajo, que son la clave para su buena cocción. Asuntos del lenguaje que, como la realidad, es todo un claroscuro, o, más bien, un terreno lleno de altibajos.

Atardecerá, y muy probablemente no veremos con claridad qué ocurrió en la oscuridad de los últimos episodios.

MAURICIO POMBO

Sal de la rutina

Más de Mauricio Pombo

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.