Empleo, en cuidados intensivos

Empleo, en cuidados intensivos

En estas circunstancias hay razones para pensar que el aumento del desempleo no se resolverá pronto.

30 de mayo 2020 , 11:21 a.m.

Las cifras de empleo publicadas ayer por el Dane son simplemente aterradoras. Nadie preveía un escenario tan malo. Tanto que habrá un antes y un después en las preocupaciones de los colombianos, ahora ya no por el covid-19, sino por la realidad en materia laboral.

En abril de 2019, 21,9 millones de personas reportaron estar trabajando. Un año después, en abril pasado, solo 16,5 millones tuvieron una ocupación. Peor aún, hace un año solo 17 por ciento dijo estar trabajando menos de 20 horas semanales, mientras que el mes pasado 57 por ciento reportó estar en esa situación. Menos personas trabajando y menos horas laboradas significan una caída de 40 % en los ingresos de los trabajadores colombianos que hace estragos en muchos frentes, empezando por el aumento de la pobreza y la caída de la demanda.

Si la historia sirve de guía, en el pasado, cuando ha ocurrido este tipo de debacles, los efectos han sido más persistentes de lo que se piensa en un primer momento. En las actuales circunstancias hay buenas razones para pensar que el aumento del desempleo no se va a resolver pronto. Por un lado, sabemos poco acerca del covid-19. ¿Cuándo llegará a su pico? ¿Volverá en olas? ¿Se descubrirá la vacuna?

Mientras estas preguntas no tengan respuesta, habrá mucho temor e incertidumbre, con efectos paralizantes en muchos frentes, incluyendo el comportamiento del consumo y la inversión. Pero aun en un mundo sin covid-19, el desempleo es otra pandemia que se propaga rápidamente, pues forma un círculo vicioso que solo se rompe con la intervención del Estado.

Hoy por hoy, el principal reto del país es evitar que el desempleo siga aumentando. Aunque la flexibilización de las medidas de aislamiento va a ayudar, no será suficiente. La reapertura de ciertos sectores, como el comercio y las peluquerías, y más adelante los restaurantes, es un paso adecuado, pero, dadas las restricciones con que operarán los negocios, van a requerir incentivos para volver a contratar mano de obra. El programa de apoyo al empleo formal debe extenderse a los trabajadores que se reenganchen y los que se contraten formalmente por primera vez.

Lo que se viene no es fácil, por lo que será necesario un acuerdo entre empleadores y trabajadores que nadie diferente del Gobierno podrá liderar. En esta nueva fase va a ser necesario dedicar menos tiempo a los anuncios y más a las negociaciones para llegar a un acuerdo en el que será indispensable contar con el respaldo de la Corte Constitucional en temas tan trascendentales como la interpretación del llamado ‘mínimo vital’, que ha impedido que se reduzcan los megasalarios de ciertos funcionarios.

A los empresarios les corresponderá evitar despidos y a los trabajadores, aceptar cambios en las condiciones de contratación. Las cajas de compensación tendrán que sacrificar parte de sus ingresos por un tiempo. Si esto no ocurre, habrá más personas en la calle sin trabajo, con todos los problemas que esto implica.

Pero el Gobierno debe ir más allá. Al estilo de lo que fueron los programas Pipe en su momento, hay que prender los motores de la economía con un plan de reactivación. Los subsidios a la compra de vivienda para la clase media son un buen comienzo, pero no serán suficientes. El acuerdo también debe involucrar a los alcaldes y gobernadores, que no pueden ser indiferentes a la situación laboral, generalmente vista como un problema del Gobierno Nacional.

El eje del acuerdo con los mandatarios seccionales debe darse alrededor de un objetivo: impedir escenarios extremos o catastróficos. Es decir, tomar las medidas necesarias para evitar lo peor, como un elevado y prolongado nivel de desempleo, una cascada de quiebras en las empresas y un aumento del número de casos graves de la pandemia que exceda la capacidad de atención hospitalaria.

Un acuerdo alrededor de estos objetivos ayuda a generar confianza y credibilidad, que son indispensables para la población en este momento.

Mauricio Cárdenas

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.