Covid-19: a aprender lecciones

Covid-19: a aprender lecciones

Un buen principio es arrojar luces de lo que sucedió y por qué, más que entrar en un juego de culpas

18 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

Esta semana se realizó la primera reunión del Panel Independiente para la Preparación y Respuesta frente a la Pandemia –del cual hago parte–, cuyo fin es entender cómo y por qué el covid-19 se convirtió en una pandemia global, y qué lecciones se pueden aprender para el futuro. Como dijo con firmeza su copresidente Ellen Johnson Sirleaf, expresidenta de Liberia y premio nobel de Paz, “los miembros del panel creemos que el mundo podría haberlo hecho mejor”.

Con más de treinta millones de personas infectadas detectadas y más de 940.000 muertes, y después de años de advertencias sobre una pandemia, es evidente que las instituciones, los planes y los instrumentos no funcionaron como se esperaba. El reto es poder determinar qué falló.

No es del todo claro por qué el virus Sars-CoV-2 se extendió a casi todos los países del mundo. ¿Fueron las características propias del virus o fue acaso la forma como se manejó? Esta es una pregunta fundamental para la humanidad. Para encontrar la respuesta, el panel se apoyará en los mejores expertos y conocimiento existente. Trabajará de manera abierta y transparente: todos sus documentos serán publicados en tiempo real en www.TheIndependentPanel.org.

Una prioridad es analizar el funcionamiento del sistema internacional que supervisa la seguridad sanitaria mundial. Para ello, se revisará la pandemia desde su fase inicial, incluidas las alertas mundiales sobre ella, su propagación y las respuestas de los países. Las preguntas incluyen hasta qué punto la OMS y los países se adhirieron a sus obligaciones en virtud del Reglamento Sanitario Internacional, en cuestiones de tiempo, alertas y respuesta.

El panel también analizará por qué unos países fueron más exitosos que otros en proteger a las personas del virus y, al mismo tiempo, evitar un mayor daño económico.

Un aspecto no menor tiene que ver con otro tipo de epidemia: la llamada ‘infodemia’ de desinformación. Es evidente que, durante la pandemia, ciertas instituciones y gobiernos han generado credibilidad y confianza. Muchos otros no lo han hecho. El mundo ha estado expuesto a información equivocada, sin sustento en la evidencia y la ciencia. ¿Hasta qué punto la infodemia ha agravado la pandemia? ¿Qué lecciones nos quedan acerca de la manera más efectiva de gobernar? ¿Cuál debe ser el papel de los medios de comunicación? Las respuestas a estas preguntas serán determinantes para la política del siglo XXI.

Como dijo Helen Clark, la ex primera ministra de Nueva Zelanda y copresidenta del panel, “nuestras recomendaciones deben estar basadas en evidencia, ser prácticas y centrarse en las personas”. Un buen principio es arrojar luces sobre lo que sucedió y por qué, más que entrar en un juego de culpas. El panel presentará a la Asamblea Mundial de la Salud un informe con algunas recomendaciones en noviembre y entregará su trabajo definitivo en mayo de 2021.

* * * *

Pocas horas antes de iniciar la primera reunión del panel recibí la triste noticia sobre el fallecimiento de mi tía Clara Teresa Cárdenas de Arbeláez, debido a la terrible pandemia. Crecimos muy cerca de ella, pues era nuestra única familia en Bogotá. Clara Teresa tenía a flor de piel un gusto por la política y el servicio por los demás. Fue un invaluable apoyo para Belisario Betancur en todas sus campañas presidenciales y durante su administración fue directora de Acción Comunal, después del asesinato de Gloria Lara. Al final de ese gobierno creó, y dirigió por casi dos décadas, la Fundación Rafael Pombo para estimular los hábitos de lectura entre los jóvenes. En los últimos años se dedicó a la niñez abandonada desde la Asociación Nuevo Futuro de Colombia. Fue una tía amorosa. Siempre motivando y estimulando a toda la familia, era la primera en enviarme mensajes los sábados por la mañana para comentarme esta columna.

En la sesión del panel me correspondió, por orden alfabético, ser el primero en tomar la palabra. Resalté que debemos trabajar con sentido de urgencia, pues millones de familias en el mundo están siendo afectadas por la pandemia. Con mi tía Clara Teresa en el corazón, y pensando en quienes viven esta tragedia o están en riesgo de vivirla, debemos seguir trabajando para dominar este monstruo, cuyos tentáculos han afectado a tantas personas, especialmente a las más vulnerables.

Mauricio Cárdenas

Más de Mauricio Cárdenas Santamaría

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.