Dos cuentos infantiles en esta Navidad

Dos cuentos infantiles en esta Navidad

Una producción que logra su propósito de entusiasmar al público infantil.

20 de diciembre 2018 , 08:16 p.m.

Durante esta temporada navideña, las artes musicales y literarias les están declarando su amor a los niños y las niñas. Dos cuentos se destacan: uno muy antiguo y de mucha tradición, La Cenicienta, del escritor francés Charles Perrault, publicado en 1697, y Una bolita plateada, acabado de publicar en una preciosa edición, del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince.

En días pasados, en Medellín, fue el propio escritor quien nos habló, desde el escenario de la Casa Teatro El Poblado, de su obra dedicada a “la abuela de Daniela” con preciosas ilustraciones de Johana Bojanini.

Quienes ya disfrutamos de la dicha de ser abuelos no podemos perder la ocasión de sentarnos a leer este cuento, que nos invita a conversar en deliciosa intimidad con nuestros pequeños nietos. Tanto nosotros como ellos queremos saber cuál es el secreto de esa bolita plateada “que palpita en la oscuridad” llena de la magia de un tiempo anterior a aquel en que ellos nacieron. Y el suspenso y la belleza del cuento están en que cada abuelo y niño lectores piensen y decidan ese secreto por sí mismos.

En cuanto a La Cenicienta se refiere, el teatro Colón de Bogotá acaba de presentar de manera reducida, para mejor deleite del público infantil, la conocida ópera compuesta por Gioacchino Rossini en 1817, con el mismo nombre.

Se trata de una ópera cómica que en esta versión escénica, diseñada con la creatividad y fantasía de Julián Hoyos, presenta cuatro planas ilustraciones infantiles, iluminadas con resplandores de neón. Los siete cantantes, revestidos de lentejuelas, le hacen juego a todo este exceso de color.

Produce mucha alegría escuchar, bajo la acertada dirección musical del maestro Alejandro Roca, a la Orquesta Filarmónica Juvenil, que cada vez se perfila más como una ‘orquesta de foso’ porque está desarrollando una buena técnica para acompañar espectáculos escénicos. Y esa especialidad hace mucha falta entre nosotros. Un aplauso para su ajustada interpretación del estilo de coloratura rossiniana.

Qué disparate la ocurrencia escénica de interferir el protagonismo sinfónico de la orquesta durante la obertura con una mímica acomodada a la protagonista. Cenicienta es la joven mezzosoprano Paola Leguizamón, de bello e inolvidable timbre y agilidad vocal. Le auguramos, una vez perfeccione su línea de canto, una muy exitosa carrera.

Sobresalientes los personajes masculinos. El bajo Valeriano Lanchas (don Magnífico), quien siempre nos deleita con su personalidad escénica y sus múltiples talentos, tanto vocales como actorales. Sorprendentes, por la belleza de sus voces y sus modos de cantar, el barítono Juan David González (Dandini) y el tenor ligero Pablo Martínez (el príncipe Ramiro), dos artistas ya listos para los aplausos en escenarios internacionales. El bajo Hyalmar Mitrotti (Alidoro), con profundo color de voz, presencia escénica y discreta actuación, llena el público de entusiasmo.

Las dos hermanastras, Tisbe y Clorinda, de las sopranos Gabriela Ruiz y Karolyn Rosero, gustan a niños y grandes. Sus vestimentas bien diseñadas por Juliana Reyes, reflejan envidia y abuso.

El punto culminante de la noche es el aria final de Cenicienta, interpretada de manera impecable y envidiable, mientras el príncipe, ya no azul sino multicolor, le manifiesta su amor no con la tradicional zapatilla de cristal en sus manos, sino con un fosforescente tenis. La dirección escénica de Ramiro Gutiérrez en este conjunto que cierra la ópera es exquisita, y los niños se mueven rítmicamente en sus sillas al tiempo con los actores cantantes.

Esta producción logra su propósito de entusiasmar al público infantil, que escucha boquiabierto la orquesta y se hipnotiza con la viveza de la música y los personajes durante el desarrollo de este inmortal viejo cuento.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.