Educación y equidad, nuestros primeros cien días

Educación y equidad, nuestros primeros cien días

La política educativa es una gran apuesta por el cierre de brechas sociales y económicas.

16 de noviembre 2018 , 08:00 p.m.

La vía para enfrentar los enormes desafíos del país y construir un futuro con mayor equidad y oportunidades es sin duda la educación. Sin embargo, en estos últimos años han crecido los rezagos y las disparidades, creando la necesidad de recursos y trasformaciones del sector. Más que programas de gobierno, el desafío es hacer un gran pacto como país, donde se reconozca que la educación no es de izquierda ni de derecha, es de todos. Los primeros 100 días de gobierno han sido intensos y llenos de retos, reconociendo los contextos regionales y sumando recursos para soportar las políticas que el país requiere. Todo esto de manera financiera y socialmente responsable.

El Gobierno les apuesta a la equidad, el emprendimiento y la legalidad. Estos tres pilares requieren de un sector educativo vigoroso para que sean una realidad en todo el país. El presidente Duque ha señalado que “la educación es un poderoso factor de cambio al dotar a los niños y jóvenes de habilidades para que tengan mayores oportunidades de movilidad social, puedan dilucidar un camino de progreso y comprendan la importancia de su rol ciudadano en torno a deberes y derechos como máxima expresión de la civilidad de una sociedad”.

Nuestra agenda de equidad aborda la educación con un enfoque integral desde la primera infancia hasta la educación superior, con bienestar, mayores oportunidades de acceso, calidad en los aprendizajes, más y mejor educación rural. Promoviendo la educación media integral; la educacion virtual, el desarrollo profesional de los maestros y directivos para que sean protagonistas de la transformación educativa; ambientes dignos de aprendizaje y una agenda de impulso a la educación superior. Apoyados en un diálogo franco y resputuoso con los diferentes actores del sistema educativo.

En un ambiente tan retador como el actual, no solo hemos hecho propuestas sino vamos cumpliéndole al país en varios frentes. En cuanto a alimentación escolar, el Gobierno presentó un nuevo modelo que busca mejorar la calidad del servicio, aumentar la cobertura y el número de días que los niños cuentan con el servicio. Este modelo se basa en la transparencia de la contratación, procesos competitivos y plurales, focalización bajo criterios técnicos y minutas alimenticias que responden a las realidades regionales. Esto ha sido posible gracias al trabajo articulado con más de 15 entidades del nivel nacional y el concurso de las alcaldías y gobernaciones. El Gobierno ha gestionado un aumento importante de recursos para el 2019, incrementando el presupuesto del programa 48,3 por ciento, permitiendo pasar de 5,3 a 5,6 millones de niños atendidos los 180 días de la jornada escolar y llegar a 7 millones al finalizar el gobierno.

Las transferencias de la Nación para funcionamiento de las instituciones crecerán en un IPC más tres puntos porcentuales en 2019 y en IPC más cuatro puntos porcentuales en 2020, 2021 y 2022.

En el marco de estos 100 días le hemos apostado a la educación para la ruralidad. Haremos presencia en las regiones más apartadas del país, apostándole al cierre de brechas entre lo rural y lo urbano, con una política que ofrezca mayores oportunidades de acceso a educación en todos los niveles de formación; una propuesta de calidad que permita que los estudiantes transiten efectivamente por el sistema educativo, que fortalezca la infraestructura educativa rural y las residencias escolares favoreciendo el involucramiento de las familias en el proceso educativo.

El Gobierno sabe de la importancia que tiene el desarrollo profesional de los docentes y directivos docentes en la formación de nuestros estudiantes. Por lo anterior, diseñamos una serie de estrategias que reconocen el saber pedagógico de los maestros y potencian su desarrollo profesional. Entre estas estrategias están: creación de la Escuela de Liderazgo; Programa de Formación Continuada; formación posgradual con foco en maestros rurales; creación de cuatro líneas de investigación especializadas para maestros; fortalecimiento de las Escuelas Normales Superiores y de los Centros de Innovación Regional.

Durante estos primero días de gobierno se ha evidenciado la prioridad que tiene para el Presidente el fortalecimiento de la educación superior pública. Diseñamos generación E, un programa de transformación social y desarrollo regional basado en los principios de equidad, equipo y excelencia. El programa busca reducir las barreras de acceso a la educación superior de las personas más vulnerables y fortalecer las instituciones de educación superior públicas. Esta política de gratuidad y excelencia permitirá que 336.000 jóvenes accedan a nuevas oportunidades de educación superior en el país.

El compromiso del Gobierno por la educación pública superior se refleja en un aumento importante de los recursos, lo cual también se ha logrado en estos primeros 100 días. Las transferencias de la Nación para funcionamiento de las instituciones crecerán en un IPC más tres puntos porcentuales en 2019 y en IPC más cuatro puntos porcentuales en 2020, 2021 y 2022. Adicionalmente, para inversión el Gobierno destinará $ 1,2 billones adicionales para los cuatro años. Así mismo, en el marco del Presupuesto Bienal de Regalías, gracias al apoyo y liderazgo de los gobernadores y del Congreso, se espera destinar $ 1,2 billones que permitirá contar con recursos para fomentar inversión en infraestructura, dotaciones y proyectos regionales.

La política educativa es una gran apuesta frente al cierre de brechas sociales y económicas dentro del eje de equidad del plan de desarrollo. Esto es posible construyendo relaciones de confianza y definiendo de manera participativa y con los territorios las prioridades frente a la agenda de educación, reconociendo el valor de la diversidad étnica, el patrimonio cultural y la participación social.

Lograr consolidar proyectos educativos autónomos y de calidad en las entidades territoriales al servicio de trayectorias educativas completas y de calidad, que reconozca la integralidad del desarrollo de los niños, adolescentes y jóvenes, constituye la apuesta fundamental del sector para avanzar en el logro sostenible de condiciones de equidad e inclusión social que busca el gran pacto por Colombia.
*María Victoria Angulo, 
Ministra de Educación

Sal de la rutina

Más de María Victoria Angulo

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.