Secciones
Síguenos en:
Enredadas y amenazándose

Enredadas y amenazándose

Si estas son las verdades concluyentes que los ex-Farc le están entregando a la JEP, pobre verdad.

15 de agosto 2021 , 04:50 a. m.

El honorable senador Carlos Antonio Lozada ha acudido dos veces ante la JEP a entregar su versión: “Yo ejecuté la orden de asesinar a Álvaro Gómez”, orden que, asegura, recibió del ‘Mono Jojoy’. A partir de entonces, a la familia del excandidato Álvaro Gómez no le ha dado confianza esta confesión. Porque hay inconsistencias en relación con los hechos del crimen, y las circunstancias de tiempo, modo y lugar del atentado no tienen referencias concretas. Y eso que no sabían lo siguiente.

La primera de esas declaraciones de Lozada ante la JEP fue en diciembre del 2020 y la segunda, en abril del 2021. En ambas sostuvo que el asesinato lo ejecutaron miembros del llamado Ruan, perteneciente al bloque Oriental, según él, hoy todos muertos, pero, según Piedad Córdoba, queda uno vivo. Preguntado por la JEP si alguien podía servir de testigo de su autoría de dicho magnicidio, Lozada dijo que los miembros vivos de la dirigencia del bloque Oriental. De los nueve comandantes de ese bloque, hoy solo quedan dos vivos, además de Lozada. Mauricio Jaramillo, alias el Médico, del que Lozada dice entender que no se acuerde, porque hace años padece problemas de memoria; y alias Rafael Gutiérrez, de nombre Reynel Guzmán, quien niega rotundamente cualquier conocimiento de que las Farc cometieron el magnicidio, a pesar de que, de acuerdo con Lozada, él era uno de los presentes en la reunión en la que ‘Jojoy’ le preguntó a Lozada, delante de 60 comandantes más, si el operativo contra Álvaro Gómez al fin se iba a hacer o no. ‘Gutiérrez’ asegura que él nunca oyó eso e insiste en que se enteró de esa versión por los medios de comunicación. Por lo tanto, pidió una reunión personal con Lozada para aclarar las versiones, en la que ocurrieron dos cosas insólitas.

Allí, ‘Gutiérrez’ dijo: “Esa información nunca llegó a la dirección del bloque, porque yo no la supe y no voy a responder por eso”. Y fue entonces cuando se sintió amenazado de muerte por su excompañero de armas, con la respuesta que recibió de Lozada: “Así como a usted le da piedra que lo vayan a involucrar, a mí me da piedra que se dude de mí. (…) Yo lo conocí a usted hace como 27 años. Usted y yo, que estuvimos en situaciones de guerra, tenemos secretos como un hijueputa”. (Pregunto: ¿no se supone que deberían estárselo contando a la JEP, o las verdades que están aportando son selectivas, solo las que se escapan de la categoría de ‘secretos los h. p.’?).

Ahí pasa en esa reunión la primera cosa insólita. Que Lozada le dice a Gutiérrez: “Yo pagaría por ver en qué termina usted. El día que usted me entierre o yo lo entierre, ahí hablamos”. A lo que ‘Gutiérrez’, sintiéndose gravemente amenazado, le responde a Lozada: “Pero que me muera de muerte natural y no pistoleado, eso es lo importante”. Por esa frase, ‘Gutiérrez’ radicó en julio pasado una denuncia formal ante la Fiscalía y puso el asunto en conocimiento de la JEP, que 20 días más tarde catalogó su nivel de riesgo como extraordinario.

Pero ante la negativa rotunda de ‘Gutiérrez’ de conocer los hechos, viene la segunda cosa insólita. Que Lozada dice, según versión de ‘El Espectador’, que publica entrecomillada: “Yo tengo en mi memoria, pero uno se puede equivocar, que el ‘Mono Jojoy’ hizo una aseveración en el sentido de que éramos las Farc, no detalló unidad ni nada, sino que eran las Farc; ahí en esos días en que estábamos alistándonos para irnos donde ‘Marulanda’. (…) Pero en el momento en que (‘Jojoy’) lo dijo, yo no puedo asegurar que ‘Rafael’ estaba allí”. Se refiere a una concentración de comandantes del bloque Oriental en noviembre de 1995, en la región del río Itilla, Guaviare. Reunión en la que ‘Gutiérrez’ acepta haber estado presente, pero no haber escuchado jamás lo que Lozada asegura que dijo ‘Jojoy’.

En la primera parte de su declaración se concluye que, según Lozada, ‘Jojoy’ le habría dicho algo como: quiubo, ¿cuándo es que va a matar a Álvaro Gómez? Pero ya más adelante cambia su versión por una más inverosímil. Que fue el propio ‘Mono Jojoy’ el que contó que los autores del asesinato habían sido las Farc. Es decir, que ‘Jojoy’ le reveló a Lozada que el magnicida de Gómez había sido él. O sea, ¿el asesino de Álvaro Gómez no sabía que él había cometido el magnicidio, hasta que se lo reveló ‘Jojoy’?

Si estas son las verdades concluyentes que los ex- Farc le están entregando a la JEP, pobre la verdad. Y si es cierto que ‘Jojoy’ es quien informó a Lozada que fueron las Farc las que mataron a Álvaro Gómez, ¿a quién le estará Lozada haciendo el favor? Porque a él lo condenarán siete años a sembrar lechugas con Gómez, o sin Gómez.

Entre tanto... Entre el Tribunal de Cundinamarca, el Consejo de Estado y el exdirector de la oficina anticorrupción de la era Santos, Camilo Enciso, nos van a dejar sin vacunas contra el covid.

MARÍA ISABEL RUEDA

(Lea todas las columnas de María Isabel Rueda en EL TIEMPO aquí).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.