Secciones
Síguenos en:
Valerosa cruzada diplomática

Valerosa cruzada diplomática

Por primera vez en 53 años de historia, un colombiano ocupa la máxima dirigencia de la CAF.

09 de julio 2021 , 09:25 p. m.

Gracias a una exitosa cruzada diplomática de Colombia, Sergio Díaz-Granados fue escogido para asumir las riendas del Banco de Desarrollo de América Latina hasta el 2026, institución clave para la reactivación económica de la región. Esta notable victoria de la diplomacia económica colombiana demuestra la importancia de dejar a un lado las discusiones internas que generan polarización y la necesidad de ganar espacios estratégicos para los intereses nacionales en organismos multilaterales.

El resultado de una contienda donde el juego geopolítico no fue ajeno abrió el camino para que, por primera vez en cincuenta y tres años de historia, sea un colombiano quien ocupe la máxima dirigencia del banco multilateral. El ajedrez regional movió sus fichas y, por fortuna para Colombia, la elección de Díaz-Granados no pudo ser boicoteada, ni siquiera, con la abstención de Venezuela. América Latina unida, quizás después de mucho tiempo, está expectante de las acciones que tome el nuevo presidente para socorrer a una región que se debate entre la crisis de sus economías, la protesta social y el fulgor de discursos demagógicos.

Con todo lo que implica dirigir el segundo mayor banco de desarrollo de la región después del BID, el nuevo presidente llega con la gran tarea de poner orden en la casa. El directorio de la CAF tuvo que adelantar las elecciones previstas para el 2022 y en contrarreloj escuchar propuestas para seleccionar un candidato. Enhorabuena, la rápida articulación entre Cancillería y Presidencia logró los votos necesarios para consagrar en esta elección un nuevo triunfo para la diplomacia económica del país, que en los últimos cinco años se ha visto beneficiada con un desembolso directo de 10.000 millones de dólares desde este banco.

Así como en el pasado Colombia ha tenido que asumir el liderazgo de la OEA, el BID y Unasur, con resultados satisfactorios, este nuevo capítulo llamado CAF no será la excepción.

Así como en el pasado Colombia ha tenido que asumir el liderazgo de la OEA, el BID y Unasur, con resultados satisfactorios, este nuevo capítulo llamado CAF no será la excepción. Con admirable espíritu latinoamericano, el nuevo presidente llamó la atención durante su maratónica campaña frente a la necesidad de fortalecer y preservar el banco como un patrimonio regional. La coyuntura es perfecta para dinamizar una corporación que comenzó como un experimento de los países andinos y que en 53 años desde su fundación ha financiado más de 200.000 millones de dólares para proyectos de desarrollo sostenible e integración regional.

La expectativa sembrada en los equipos económicos que respaldaron esta elección confirma que en el próximo quinquenio, la unidad de sus miembros y el desarrollo de las estrategias planteadas desde la presidencia ejecutiva en Ciudad de Panamá serán de vital importancia para lanzar un salvavidas a la creciente deuda externa que amenaza con carcomer nuevamente la región. Intensificar el diálogo con el Caribe, Asia y Europa, tal como lo ha manifestado Díaz-Granados, abre un abanico de posibilidades para que, en el transcurso de la recuperación económica, la integración comercial y financiera se consolide plenamente.

Las noticias son positivas para Colombia; paso a paso, la diplomacia se destraba y recupera su lugar después de mucho tiempo en la sombra; por fortuna, la agenda de política exterior está corrigiendo su rumbo mientras la cooperación con el gobierno del presidente Joe Biden va en aumento, así como las giras internacionales que fortalecen nuestra diplomacia económica. A todas luces, este año que aún no termina su ciclo electoral, y del cual se esperan importantes cambios a nivel político, poco a poco configura la nueva realidad de un turbulento vecindario en el cual Colombia tiene la obligación de robustecer su capacidad negociadora como país para enfrentar los pulsos geopolíticos y alcanzar los intereses más importantes para la nación.

María Emma Mejía

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.