Corrupción, violaciones y asesinatos, el pan de cada día

Corrupción, violaciones y asesinatos, el pan de cada día

Se ha llegado al extremo de permitir estos comportamientos criminales que ameritan una reflexión.

19 de junio 2019 , 07:00 p.m.

En Colombia se requiere reivindicar la virtud colectiva con principios muy claros de ética ciudadana para empezar a erradicar de verdad la corrupción. Es vital redefinir las políticas para diseñar estrategias innovadoras que permitan plantear reformas culturales con la ciudadanía como protagonista, ya que los contenidos de las normas no son suficientes para que la sociedad se apropie de los valores tutelares.

Se ha llegado al extremo de permitir que la corrupción penetre en los programas sociales. Con acierto se consideró que la construcción de lo público debería involucrar el sector privado. Sin embargo, se siguen robando inclusive la comida de los niños más pobres de nuestro país, muchos de los cuales llegan con hambre a sus colegios, ilusionados con el único alimento que reciben en el día. Se ha llegado al extremo de permitir estos comportamientos criminales y nada compasivos que ameritan una reflexión nacional sobre principios y valores, y, por supuesto, una educación para la compasión. No me cansaré de repetir que educamos con nuestro ejemplo y aprendemos de quien amamos.

Es aterrador el maltrato infantil en nuestro país. Abusos de todo tipo, incluidos los sexuales en bebés menores de dos años, la mayoría de los cuales pertenecen a los sectores menos favorecidos

No se ha educado para la compasión con los niños, los ancianos y, guardando proporciones, con las indefensas mascotas.

Es aterrador el maltrato infantil en nuestro país. Abusos de todo tipo, incluidos los sexuales en bebés menores de dos años, la mayoría de los cuales pertenecen a los sectores menos favorecidos de la población y, por consiguiente, cuyos padres carecen de la formación necesaria para mejorar sus condiciones de trabajo y participar en las decisiones que conducirían a un desarrollo más armónico en lo familiar, social, económico y cultural de su entorno.

La dificultad para encontrar consensos a favor de la paz hace difícil avanzar en las negociaciones con los grupos ilegales. Tenemos una lucha fratricida entre soldados y campesinos pobres que en muchos casos no han finalizado la primaria o son analfabetas por desuso. Nos hemos acostumbrado a recibir a diario noticias sobre asesinatos y, no obstante las leyes, los feminicidios no paran.

En mi columna del 20 de enero del 2014, Pacto Nacional por la Educación, publicada en El Tiempo, propuse que con el concurso de líderes de los sectores gubernamental, empresarial, académico, sindical –Fecode, entre otros–, político y de las organizaciones de la sociedad civil, comprometidos con la visión de futuro, con el mejoramiento de la educación y la reducción de la pobreza en Colombia, se firmara el citado pacto, de manera consensuada, incorporando nuevas políticas para el sector educativo, desde el preescolar hasta la educación superior, con estrategias innovadoras y objetivos a corto, mediano y largo plazo (20 años). Es indispensable que la convocatoria y el estudio de los temas estén orientados por profesionales con amplia experiencia, con claridad conceptual y metodológica, poder de decisión y, por supuesto, con sensibilidad social, honestidad, valor cívico y vocación de servicio.

Sin lugar a dudas se mejoraría la calidad de vida de los colombianos, tendríamos una sociedad más equitativa y se reducirían en la población los altos niveles de pesimismo.

mcespind@gmail.com@claudiaespindol

Sal de la rutina

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.