Aborto libre: ¿sí o no? ¿De qué depende?

Aborto libre: ¿sí o no? ¿De qué depende?

La penalización del aborto es una forma de controlar la maternidad y la sexualidad de las mujeres.

24 de enero 2020 , 07:00 p.m.

La pregunta sobre si el aborto debe o no ser un delito tiene dos respuestas posibles: sí o no. En principio, no parece que la opción más cómoda del “depende” tenga cabida en este contexto. Un sector de la población respondería que sí, casi sin pensarlo. Esta respuesta afirmativa inmediata suele estar basada en la idea de que el aborto es un pecado desde un punto de vista religioso o en que se trata de una conducta contraria a la moral. Sin embargo, si después de esa pregunta se realiza otra, como, por ejemplo, ¿conoce usted a una mujer que haya abortado? Y si la respuesta es positiva (“sí, una prima, una amiga”), se le pregunta al interlocutor: ¿creería usted que esa mujer debería ser condenada?, la respuesta suele ser negativa. Así, parece que ese cómodo “depende”, en principio, sí tiene cabida en este contexto.

La respuesta no parece estar en el nivel de empatía que genere quien cometa la conducta o en las creencias religiosas o posiciones morales de cada uno. Entonces, ¿de qué depende?

En Colombia, a cualquier conducta que sea considerada delito se le debe asignar una pena (que suele ser privativa de la libertad o una multa), y la imposición de esa pena debe cumplir con determinadas finalidades. Estas finalidades son la prevención general, que busca disuadir al delincuente y a la sociedad de la comisión de delitos, la retribución justa, que se centra en resarcirle a la sociedad el mal causado, la prevención especial que busca evitar que esa persona vuelva a cometer el delito, y la reinserción social o resocialización. (Código Penal, art. 4)

Todo lo anterior suena en teoría bien, pero cuando se trata de aborto, esas finalidades son innecesarias porque se trata de elección a la maternidad y el aborto, es un procedimiento médico seguro cuando se hace siguiendo los parámetros de la OMS. La maternidad es una decisión personal, que tiene efectos en los derechos de las mujeres y en la vida cotidiana, por eso la intromisión del Estado es desproporcionada, injusta e innecesaria. La penalización del aborto es una forma de controlar la maternidad y, en últimas, la sexualidad de las mujeres y ello no constituye una retribución justa (porque la respuesta penal es desproporcionada) ni evita que las mujeres aborten, ni que las que han abortado vuelvan a abortar.

La maternidad es una decisión personal, que tiene efectos en los derechos de las mujeres y en la vida cotidiana, por eso la intromisión del Estado es desproporcionada, injusta e innecesaria

Ahora bien, ¿la imposición de la pena por un delito de aborto resocializa a las mujeres? Este es quizás el punto más importante, porque se parte de la base, errada a mi juicio, de que la mujer que aborta está actuando por fuera del orden jurídico social. Si la mujer que aborta está ejerciendo la libertad de elegir sobre la maternidad, y sobre sus derechos fundamentales, no parece lógico afirmar que, a la vez, está actuando por fuera del orden. Por tanto, no se requiere la resocialización.

Entonces, la penalización del aborto va a depender de si esta cumple con los requisitos, por llamarlos de algún modo, para que una conducta sea delito y, desde la perspectiva de los fines de la pena, parece que no los cumple.

Por esto y por esas otras tantas razones, la Corte Constitucional tiene la oportunidad de hacer historia y reducir el ámbito de aplicación del delito de aborto al darle un alcance que nos permita elegir, al menos, en las primeras semanas de gestación. Quizás sea posible que algún día desaparezca del Código Penal.

Ya es tiempo de que el Estado colombiano se comporte como lo que es: un Estado de derecho que, en este caso, no nos falle a las mujeres.

*Profesora de Derecho Penal de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario

@MKamilaC

Empodera tu conocimiento

Más de María Camila Correa Flórez

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.