Una realidad orwelliana

Una realidad orwelliana

Lo que ocurre en Estados Unidos es aterrador y no solo por el nivel de distorsión de la realidad.

07 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

Un adolescente de apenas 17 años, Kyle Rittenhouse, alzó un rifle semiautomático y le disparó a un manifestante de Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) el pasado martes 25 de agosto en Kenosha, Wisconsin. “Acabo de matar a un hombre”, dijo. Pocos minutos después asesinó a otro hombre y empezó a caminar por la calle con tranquilidad, aunque hubiera policías a su alrededor. Pasaron dos días antes de que fuera arrestado.

La escena pareciera pertenecer a otro momento en la línea del tiempo, cuando era ley que los afroamericanos tenían que sentarse en los asientos de atrás de los buses y no podían compartir los baños con los blancos. Ese momento en el tiempo cuando el Dr. Martin Luther King Jr. fue baleado y los negros marchaban con letreros que decían “Yo soy un hombre”.

Lo que ocurre hoy en Estados Unidos es aterrador, no solo por el nivel de distorsión de la realidad (se retrata a pacifistas y antirracistas como terroristas) sino por el nivel de aceptación de un alto porcentaje de la población. Si bien Joe Biden está punteando en las encuestas, es peligroso el porcentaje que todavía votaría por Trump (42 por ciento comparado con un 50 por ciento que votaría por Biden).

El radicalismo de extrema derecha que se ha desatado en Estados Unidos es un peligroso respaldo a las milicias neonazis que pululan en regiones como Oregón. Estos grupos que operan de la mano con la policía se escudan en su derecho al porte de armas para aparecer en marchas pacíficas armados hasta los dientes.

El Gobierno está validando a grupos de civiles armados con un odio acendrado por lo que no sea cristiano, blanco y estadounidense. Esta es una bomba de tiempo que acabaría con la estabilidad de la nación más poderosa del mundo. Un viraje radical hacia la derecha no solo afectará a la nación norteamericana, sino que influenciará de forma negativa al planeta entero, enviando el mensaje de que el radicalismo de derecha es positivo y deseable.

Las tácticas empleadas por Trump parecen sacadas del manual del dictador de una República Bananera. Algunas de ellas son: atacar a sus detractores con los propios pecados (acusa a los manifestantes antirracistas de sembrar el terror y fomentar la división), acusar a su contendor de no ser un verdadero cristiano (en mi opinión, eso es positivo, pero en EE. UU. todavía es importante que el presidente crea en Dios), acusar a Biden de consumir drogas (hay testimonios de participantes de The Apprentice sobre el abuso de Trump del medicamento adderall).

También se acusa a los manifestantes de querer destrozar la democracia y los valores de los padres fundadores de EE. UU., pero es Trump quien quiere perpetuarse en el poder de forma indefinida y quien quería que su posesión presidencial fuera idéntica a un desfile militar de Corea del Norte.

La democracia estadounidense pende de un hilo y, por desgracia, el voto popular no tiene la última palabra, pues dependerá del número de votos en el Colegio Electoral. Como vimos en 2016, si bien Hillary Clinton obtuvo 2,1 por ciento más de votos que Trump, el candidato republicano fue quien ganó las elecciones. La comunidad latina en Estados Unidos debe tener claro que votar por Trump no es votar en contra de los regímenes de izquierda de los cuales huyeron (Cuba y Venezuela, por ejemplo) y que votar por él puede hacer que EE. UU. se convierta en aquello que aborrecen. El extremismo en política tiene el mismo efecto devastador para el pueblo, sin importar de qué orilla ideológica provenga. Dictadura es dictadura y se la debe frenar con una resistencia pacífica y con participación política: ¡a votar!

María Antonia García de la Torre@caidadelatorre

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.