Izquierda, centro y derecha

Izquierda, centro y derecha

En este país se usan esos términos no necesariamente para identificar una postura política.

21 de octubre 2020 , 09:25 p. m.

En este país, por lo general, se usan estos términos no necesariamente para identificar de forma instruida una postura política.

Lo que yo entiendo como derecha es aquella corriente que, aunque engloba también ideologías diversas, es compatible con el orden establecido, el individualismo, la libre competencia del mercado, las tradiciones y el predominio de la propiedad privada, entre otras muchas cosas. Por lo tanto, la ultraderecha es la que satura e inflexibiliza todos esos conceptos.

La izquierda, entonces, es su antagonista. En términos muy escuetos, es aquella que se posiciona a favor del laicismo, del colectivismo, del interés público, de la igualdad de oportunidades, del progresismo y de la economía solidaria. Su extremo, básicamente, implica una oposición total a la economía neoliberal y un intervencionismo absoluto del Estado. El centro sería aquella postura que pretende establecer un equilibrio entre derecha e izquierda, a veces con más énfasis en una o en otra.

Estas definiciones me las estoy dando a mí misma y no pretenden enseñar algo que pueden hacer mucho mejor los expertos en esta materia. Pero creo que, por imprecisa que esté siendo, no estoy muy alejada de lo que quieren significar.

En Colombia, según mi no muy humilde opinión, la clasificación popular es muy distinta: de la discusión que agita con tanto ruido las redes, se podría inferir que todo lo que no es derecha es catalogado como de izquierda; el centro es realmente derecha, y la izquierda –que llaman extrema– es una cosa más parecida al centro. Es como si se hubieran desplazado hacia la derecha las cuadrículas de cada término.

La derecha colombiana ha logrado en mí un proceso de ‘mamertización’ paulatino porque es tan insistente la estrategia de infundir miedo al ‘comunismo’ que me ha obligado a enterarme y a estudiar qué es lo que propone la ‘extrema izquierda’ de Petro. No me he encontrado, hasta ahora, con una sola premisa que no esté enfocada hacia un capitalismo llano, pero concentrado en un tipo de productividad distinta, armonizada con el bienestar del planeta, y con una presencia del Estado apenas justa para garantizar la educación y la salud que se merece la dignidad de cualquier ser humano.

Otro asunto es algo que he resuelto identificar muy caprichosamente como ‘estética de derecha’, pero se me acabó el espacio. Hasta luego.

Margarita Rosa de Francisco

Más de Margarita Rosa de Francisco

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.