Perros de agua

Perros de agua

Estas imágenes deben mover a los gobernantes del mundo a realizar una enmienda del Acuerdo de París.

20 de junio 2019 , 07:00 p.m.

Los perros han sido testigos de nuestro camino por la historia. Nos han acompañado, en calidad de mejores amigos, en los momentos de gloria y también en los graves. Este es uno de ellos, no para la Tierra o para el agua, sino para la humanidad y para ellos mismos. Así lo indica la fotografía que acaba de tomar Stef-fen Olsen en Groenlandia. Allí se ha derretido el hielo del océano antes de lo previsto. Aunque el verano danés apenas comienza, la semana pasada se registró una temperatura de cinco grados mayor que la habitual en las aguas del Ártico. Y un estudio del Dartmouth College, publicado en la revista Geophysical Research Letters, reveló que el derretimiento en el oeste de Groenlandia, desde principios de la década de 1990, está en los niveles más altos de los últimos 450 años.

Ahora, los perros caminan por lo que antes era el hielo. Lo que pronosticaba el ‘Informe 1,5’, de los científicos de las Naciones Unidas, era que este derretimiento podía ocurrir más allá de 2050 si las emisiones de carbono no se reducían drásticamente antes de 2030.

No creo que pueda haber una alerta mayor que esta de los perros o de los osos para mover la voluntad de todos hacia cambios drásticos y de gran alcance en nuestra manera de vivir

Un oso polar hambriento y posiblemente enfermo fue visto en las calles de Norlisk, en el norte de Siberia, a más de 800 kilómetros de su hábitat. Pero en el archipiélago ártico de Nueva Zembla hubo en febrero una invasión de decenas de osos polares agresivos que buscaban comida. Estas imágenes (quiero decir: esta realidad) deben mover a los gobernantes del mundo que se reunirán en septiembre en Nueva York, y luego en Santiago de Chile, a realizar una enmienda del Acuerdo de París y aumentar las metas de reducción de emisiones, de 20 a 45 por ciento, como lo han pedido los científicos.

Colombia, por supuesto, no es ajena a este desafío, y se le está haciendo tarde para empezar sus deberes. No creo que pueda haber una alerta mayor que esta de los perros o de los osos para mover la voluntad de todos hacia cambios drásticos y de gran alcance en nuestra manera de vivir, de producir, de consumir.

Otrosí: El movimiento Defendamos la Paz ha conformado su capítulo ambiental con una amplia participación de gentes de nuestras regiones. Nada será más importante, en los días que vendrán, que la defensa de la paz y la armonía entre los seres humanos, y entre estos y la naturaleza. Ambas cosas pasan por la defensa de la democracia.

@GuzmanHennessey

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.