Pacto de sostenibilidad

Pacto de sostenibilidad

No hubo consenso en el anexo especial sobre lo ambiental, lo institucional y lo social.

11 de abril 2019 , 07:00 p.m.

Aprovechando el congreso de Naturgás (excelente, por cierto), pregunté a varios presidentes de gremios y de compañías sobre el pacto de sostenibilidad que propone el informe final de la comisión del fracking. Están de acuerdo.

Entonces hablé con el presidente de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Naturales y Matemáticas. Me manifestó su interés en alojar (nuevamente) este debate. No dudo de que el Gobierno estará ahí. Lo que propone la comisión de expertos es que se haga un pacto no de gobierno, sino de Estado, “donde se articulen todos los actores en torno a una nueva matriz energética que contribuya al desarrollo integral y sostenible”. Esto trasciende la coyuntura de si hacer o no fracking.

La comisión recomendó, por consenso, que antes de tomar la determinación de hacer o no fracking se garantice la institucionalidad apropiada.

Ahora bien, si el Gobierno acoge las recomendaciones de la comisión, deberá elaborar, muy pronto, unos términos para “el fortalecimiento institucional de las entidades nacionales, regionales y locales, relacionadas con fracking”. Reconoce que “la capacidad institucional actual no asegura la aplicación de las normas ambientales”. Ya lo había dicho la Contraloría: hay grandes debilidades institucionales para liderar la gestión ambiental. La comisión sugiere que este fortalecimiento debería llevarnos a niveles de institucionalidad como en Alemania, Inglaterra y algunos estados de Estados Unidos. ¿Mucho pedir? ¿Es viable esta transformación del Estado? Debería serlo. Habría que empezar por dotar de recursos el sector ambiental. El sector empresarial ha demostrado su responsabilidad y compromiso con la sostenibilidad. Pero me temo que no es este el segundo meollo de la cuestión, sino (otra vez) la debilidad institucional.

El informe nos aterriza, de manera un tanto abrupta, en una realidad que no por conocida es sorpresiva: no somos Alemania. La comisión recomendó, por consenso, que antes de tomar la determinación de hacer o no fracking se garantice la institucionalidad apropiada. Pero hubo un capítulo sobre el que no hubo consenso (así lo reconoce el informe), el anexo especial sobre lo ambiental, lo institucional y lo social (el meollo). Propongo que se discutan estos aspectos entre todos (empresarios, gobiernos y académicos) con el compromiso de construir un consenso en la línea del ‘Pacto de sostenibilidad’ propuesto. Que sea la sociedad la que decida. La Academia de Ciencias es el espacio ideal para ello. A eso invito.

@GuzmanHennessey

Empodera tu conocimiento

Más de Manuel Guzmán Hennessey

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.