Lección mundial

Lección mundial

Lo ambiental ya no es la sombrilla conceptual de un cambio más complejo que hay que acelerar.

31 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

Nombrar ministro de Ambiente a un ambientalista es asunto que muchos presidentes habían considerado. Pero pocos se atrevían. Por eso, la señal de Emmanuel Macron, cuando nombró a Nicolas Hulot, fue aplaudida por la sociedad francesa, y también por el ambientalismo global. Dio un paso más: interpretar la tendencia de Europa y cambiar de nombre al Ministerio de Ambiente por Ministerio de la Transición.

Eso quiere decir que lo ambiental ya no es la sombrilla conceptual de un cambio más complejo que hay que acelerar. Y que incluye especialmente la economía, pero también la educación, la cultura, la minería y el desarrollo. No le alcanzó el oxígeno a Macron para mantener la caña. Y esta semana se reventó la cuerda por su punto más crítico: el lobby de quienes aún no han entendido en qué mundo viven. Los que insisten en la economía del carbono, el fracking y ese largo etcétera que ya forma parte del pasado. Nicolas Hulot lo dijo con toda claridad: me voy porque no me acompañan a cambiar el modelo económico neoliberal que está acabando con el mundo. Eso no se puede hacer solo. La transición es de todos los sectores, pero especialmente de aquellos ligados a la economía del carbono.

La transición es de todos los sectores, pero especialmente de aquellos ligados a la economía del carbono.

Hulot se había preguntado en su libro de 2002: ¿cuántas catástrofes se necesitan para actuar? Por eso actuó, y la única manera de hacerlo con coherencia, hoy, es pisando a fondo el acelerador de la transición. El diálogo de Talanoa del Acuerdo de París tiene claro que este acuerdo no alcanza para detener la catástrofe global. Por eso ha llamado a una gran conversación (también en Colombia) entre todos los sectores ¿Para qué? Para acelerar la transición.

El columnista Edwy Plenel calificó la elección de Hulot como un punto de inflexión histórico. Estoy de acuerdo: eso es. Y, como bien sé que estoy hablando de Colombia, esta columna es para decir que la señal que dio el presidente Duque con el nombramiento de Ricardo Lozano ha sido muy bien recibida por el sector en pleno, que anoche se reunió por primera vez con el ministro para conversar. Y la conversación fue franca, directa, respetuosa y sin afanes (como trinó @wilcheschaux).

De manera que (interpretando el momento) le hago una sugerencia al presidente Duque: ¿no le parece que sería bueno cambiarle el nombre al Ministerio de Ambiente?: ministerio de la transición. Y, de paso, con más presupuesto.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

MÁS COLUMNAS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.