La nube negra

La nube negra

Acelerar la transición a energías limpias es tendencia. Y el uso de gas natural, una buena opción.

02 de marzo 2018 , 12:00 a.m.

No siempre fue de lluvia la nube negra que vimos en Bogotá esta semana. La inversión térmica, en estos días de frío, nos descubrió el peligroso coctel: carbono negro, dióxidos de nitrógeno y de azufre, ozono, partículas que se meten por nuestras narices y causan graves problemas de salud. 

Por eso, las medidas de largo plazo que debe tomar la ciudad sobre el problema de su movilidad tienen que estar en línea con las tendencias internacionales. Que no son, evidentemente, favorables a los grandes buses movidos por derivados del petróleo como el diésel. Este produce emisiones nocivas para los sistemas respiratorios y cardiovasculares de las personas. Por algo, el mundo avanza hacia la prohibición de este combustible. Acelerar la transición a energías limpias es la tendencia. Y el uso del gas natural, una buena alternativa para ello. ¿Por qué no se tiene en cuenta?

La inversión térmica nos descubrió el peligroso coctel: carbono negro, dióxidos de nitrógeno y de azufre, ozono, partículas que se meten por nuestras narices y causan graves problemas de salud.

Ahí está el aire en China. Pero ellos toman medidas: Shenzhen acaba de hacer la transición del ciento por ciento de su transporte público a electricidad. Y son 12 millones. China apuesta ser el primer productor mundial de carros eléctricos en 2030, y estudia la prohibición de vehículos de gasolina y diésel. Escocia ya lo anunció para 2032. Y en el Reino Unido, donde se registran más de 40.000 muertes anuales asociadas con esta problemática, la prohibición empezaría en 2040. Lo mismo que en Francia. Y Noruega y Holanda en 2025.

Estudiantes de la Universidad de los Andes analizaron el aire de Bogotá el pasado día sin carro y encontraron que los niveles de contaminación fueron mayores, debido a que circularon más buses. Según el profesor Jorge Hernández, el sistema TransMilenio representa un 60 % del total de la contaminación del aire en Bogotá. En Medellín, buena parte de los camiones de basura se mueven por gas natural y en Bogotá, ¿cuántos? Este diario publicó un informe que revela que los buses híbridos, aun con motores viejos, generan menos contaminación que el diésel. La ONU y la OMS suscribieron un acuerdo para combatir la contaminación atmosférica y el cambio climático. Revelaron que la mayoría de las muertes por estas causas ocurren en países en desarrollo, donde la contaminación genera los mayores costos para la salud.

Y otrosí: “El político tal vez no sea capaz de pensar cualquier estupidez, pero siempre es capaz de decirla”: Nicolás Gómez Dávila.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

Empodera tu conocimiento

Más de Manuel Guzmán Hennessey

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.