Francia Márquez

Francia Márquez

La líder se reconoció como parte “de los que luchan por seguir pariendo la libertad y la justicia”.

27 de abril 2018 , 12:00 a.m.

Iba a escribir sobre corales. Conmovido por el documental de Jeff Orlowski, que documenta la manera como en los últimos 30 años hemos perdido la mitad de este ecosistema marino. Pero sucede que ayer tuvimos la noticia de que Francia Márquez fue galardonada con el Premio Goldman, el ‘Nobel ambiental’.

Entonces decidí que valía la pena unir estas dos historias, pues se funden en esa materia urgente que es la defensa de la vida amenazada por nosotros mismos: la suicida y homicida civilización del antropoceno.

El investigador Mark Eakin explica que el primer evento masivo de blanqueamiento de corales ocurrió entre 1997 y 1998. Poco hicimos por detener esta hecatombe. Entonces hubo un segundo blanqueamiento masivo en 2010. Y luego otro en 2015, que es el que documentan Orlowski y Richard Vevers ('En busca del coral', Netflix).

Francia Márquez ha defendido la vida del río Ovejas, y se ha opuesto con vigor a que la minería ilegal contamine las fuentes de agua de las comunidades negras del Pacífico caucano. Encabezó una caminata hasta Bogotá para denunciar. Ayer, al recibir el premio, recordó que sus ancestros fueron traídos en condición de esclavitud, que derivó en racismo, injusticia y nueva esclavitud. Se reconoció como parte “de los que luchan por seguir pariendo la libertad y la justicia”.

Sobre los corales aún es posible actuar. Nadie debe quedarse tranquilo. El mar se ha calentado más de 1 °C, pero esto aún se puede detener.

Ver el mismo día el documental de los corales y el discurso de Francia significó para mí una doble emoción que me llevó (permítanme contarlo) a modificar el ejercicio de pensamiento colectivo en la Cátedra de Acción Climática (Diálogo de Talanoa) de la Universidad Nacional.

Leí a los estudiantes lo que Francia dijo. Ella estuvo en aquel recinto hace unos días: “Ustedes pueden quedarse tranquilos y pensar que nada está sucediendo, o podemos juntarnos para realizar acciones que frenen el cambio climático. Es hora de actuar”.

Pues bien, sobre los corales aún es posible actuar. Nadie debe quedarse tranquilo. El mar se ha calentado más de 1 °C, pero esto aún se puede detener. Actuando desde diferentes frentes, y voy a citar uno que tenemos muy cerca, la barrera de corales de Varadero, en la bahía de Cartagena: 300 metros de arrecife sobre el cual pende un peligro “en nombre del progreso”. Dragar a 17 metros de profundidad. Ahí está Rafael Vergara defendiendo. Él, Márquez, Vevers, Orlowski: esos son los indispensables.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

MÁS COLUMNAS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.