El ejemplo danés

El ejemplo danés

Mette Frederiksen anunció que llevará al país a reducir el 70 por ciento de sus emisiones en 2030.

04 de julio 2019 , 07:34 p.m.

Dinamarca ha puesto una meta muy ambiciosa de reducción de carbono. Su nueva primera ministra, Mette Frederiksen, del Partido Socialdemócrata, anunció la semana pasada que llevará a su país a reducir el 70 por ciento de sus emisiones en 2030. Si el mundo sigue avanzando, y acelera el paso en esta dirección, y los demás países desarrollados, en especial los del G-20-1 (como se dice ahora), aumentan su ambición antes de la cumbre de Nueva York en septiembre, y de Santiago de Chile en diciembre, podríamos considerar que hay esperanza. Si nos detenemos, no, pues lo que han dicho los científicos es que estas metas deben aumentarse mínimo a 45 % antes de 2030. Hoy rondan el 30 %. La de Colombia: 20 %. Pero los 28 países de la UE, que siempre han demostrado liderazgo en esta lucha global, tienen ya una meta del 40 %.

La certeza de que la economía del mundo puede ser libre de carbono antes de 2050 es técnicamente posible quizás desde el Informe Energy Report (2011), pero ahora deben reforzarse las coaliciones entre los países, y aumentar más la participación de los sectores privados para que se aceleren las transiciones energéticas y se prescinda, antes de 2030, de la construcción de nuevas infraestructuras que mantengan la dependencia de los combustibles fósiles.

Para que se formen nuevas y potentes alianzas se ha llamado al Club de Roma. Fue precisamente por este grupo de liderazgo que empezó, en 1968, a debatirse la relación entre el empresariado y el ambiente. Hoy, uno de su expresidentes, Anders Wijkman, ha pedido una coalición de países nórdicos para acelerar el cambio de sus economías. Este esquema sería muy útil para avanzar hacia resultados medibles antes de 2030, máxime si tenemos en cuenta que entre los países de G-8+5 (los 7 grandes más la UE, y ahora Brasil, China, India, México y Sudáfrica) concentran más del 85 % del total de las emisiones. Pero esto no exime, ni mucho menos, a la Ocde y otros grupos de Latinoamérica, África o el Pacífico. Ya se sabe que la responsabilidad es de todos. En las cumbres que se avecinan, cada país firmante del Acuerdo de París debe explicar detalladamente por dónde va su estrategia de descarbonización 2050.

Otrosí: esta columna cumple hoy sus primeros quince años de vida. Agradezco el apoyo de esta Casa Editorial y de los lectores.

@GuzmanHennessey

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.