Secciones
Síguenos en:
Miedo

Miedo

Con ocasión de los diez años del accidente de Fukushima se ha vuelto al tema de la energía nuclear.

15 de julio 2021 , 09:25 p. m.

Con ocasión de los diez años del accidente de Fukushima se ha vuelto a poner sobre el tapete la energía nuclear. ¿Debe considerarse la energía de fisión como alternativa de transición a la energía de fusión atómica, esta sí, completamente libre de riesgo radiactivo y emisiones de carbono? Ambos desarrollos se detuvieron después de Fukushima. Allí murió una sola persona, pero hubo 165.000 desplazados. El miedo que ya venía desde Three Mile Island (1979) y Chernóbil (1986) se acrecentó.

Lamentablemente, ya no habrá tiempo para que se disipe. No importa que la historia haya demostrado que, pese a estos accidentes, la nuclear sigue siendo la energía más segura. Durante la pandemia se creó el Centro Nacional de Innovación de Reactores de Estados Unidos. Último esfuerzo, quizá, para canalizar el miedo de la sociedad.

Están tratando de que los ciudadanos acepten los reactores modulares pequeños, que producen menos de 300 MW por unidad, lo suficiente para 200.000 hogares. Muy tarde. Las altas temperaturas de Canadá y Estados Unidos son el mejor ejemplo de que el problema tomó una velocidad inesperada. Y la forma como avanzan las energías renovables no augura una transición fuerte antes de 2050. En su informe de 2018, el Grupo de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) reconoció el papel de la nuclear para acelerar la descarbonización y detener el aumento de las temperaturas, pero hoy, después de dos años de pandemia, todos tenemos más miedo a todo lo que signifique algún nivel de riesgo. A la ecoansiedad caracterizada por la Asociación Psicológica Americana en 2017 hay que agregar la covidangustia. Padecemos graves y diversos disturbios en nuestra salud mental y física. Doble miedo global que en los jóvenes toma la forma de déficit de futuro. Una encuesta en Huffington Post reveló que en Francia la ecoansiedad es del 51 %, pero se eleva entre los jóvenes de 18 a 24 años, a 72 %. Varían entre la rabia, 39 %; el miedo, 34 %, y la tristeza, 14 %. No me alcanza el espacio para ampliar este dato. Síganlo aquí: https://www.elagoradiario.com/desarrollo-sostenible/cambio-climatico/ecoangustia-crisis-climatica/.

Lo que sí quiero hacer es dar un grito de horror ante una cifra que se conoció esta semana. Durante 2020 deforestamos en Colombia, según World Forest Watch (seguimiento satelital), 324.170 hectáreas de bosques. ¿Por qué el dato del Ideam es de 171.500 hectáreas?

Manuel Guzmán Hennessey@GuzmanHennessey

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.