Actuar ya

Actuar ya

La economía del carbono debe acabar antes de 2050. Eso es técnicamente posible.

14 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Termina hoy en San Francisco la Cumbre de la Acción Climática. No de negociaciones, sino de acciones. Para acelerar la transición global hacia una economía sin carbono. Por eso, los convocados no fueron los gobernantes sino los empresarios, los gobiernos locales, las organizaciones, los educadores y los científicos, líderes de diferentes sectores que hoy ofrecen a la sociedad acciones que aumentan la ambición de los países sobre lo acordado en París.

El mundo comparte hoy cinco certezas urgentes: 1) El Acuerdo de París no es suficiente para frenar el colapso global; 2) Este colapso puede empezar antes de 2050; 3) Hay que acelerar la transición energética; 4) La acción de los empresarios es decisiva; 5) Los jóvenes deben involucrarse más. La cumbre de California se enfocó en cinco áreas para llevar la ambición climática al siguiente nivel: sistemas de energía saludable, crecimiento económico inclusivo, comunidades sustentables, administración de tierras y océanos, inversiones climáticas transformadoras.

¿De qué estamos hablando? No necesariamente de medioambiente o ecología, o mejor: sí, pero, ante todo, de una nueva manera de vivir.

¿De qué estamos hablando? No necesariamente de medioambiente o ecología, o mejor: sí, pero, ante todo, de una nueva manera de vivir. Estamos hablando de la transformación cultural más ambiciosa que deberá emprender la humanidad entre 2020 y 2050. Si no lo hace, conocerán, los que aquí estén, el paulatino colapso del antropoceno.

Esperar hasta 2050, o más allá, para actuar es resignarse al fracaso civilizatorio. La economía del carbono debe acabar antes de 2050. Eso es técnicamente posible. El estado de California, por ejemplo, anunció el lunes pasado que en 2045 habrá eliminado totalmente su dependencia eléctrica de los combustibles fósiles. Muchas empresas han acogido la iniciativa RE-100, la cual consiste en que antes de 2030, o 2040, dependerán ciento por ciento de energías renovables. Y muchas ciudades avanzan hacia vehículos eléctricos antes de 2030, mediante la iniciativa EV100. El mensaje es inequívoco: actuar ya.

Otrosí: agencias de la ONU como la Unesco han incorporado la educación, la ciencia y la cultura en la lucha climática. Educar para la sostenibilidad y vigilar el impacto climático sobre los patrimonios naturales y reservas de biósfera son hoy sus programas líderes. Colombia retiró su delegación diplomática en la Unesco. La unió a la embajada de Francia. Es necesario volver a una delegación permanente y exclusiva allí.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.