Secciones
Síguenos en:
¡Actuar ya!

¡Actuar ya!

Actuar con sentido de urgencia es la única garantía de supervivencia.

12 de agosto 2021 , 08:30 p. m.

Aunque el margen de maniobra frente a la crisis climática es cada vez menor, si atendemos lo que dice el ‘Informe 2021’, publicado esta semana por los científicos de la ONU, aún es posible reaccionar. Para ello habría que hacer tres cosas: actuar ya, con sentido de urgencia; actuar juntos, lo cual implica una acción ciudadana coordinada y ambiciosa; prepararnos para el largo plazo, esto es: planificar el futuro de acuerdo con los escenarios que hoy nos presenta la ciencia y educar a las generaciones que estarán aquí entre 2030 y 2100, para que tomen las medidas de adaptación y de mitigación necesarias.

Lo que contiene el informe de 1.300 páginas, elaborado por 234 científicos de 66 países, puede resumirse así: 1) confirma lo ya sabido: la amenaza contra la vida es evidente, y la causa es la acción humana; 2) actualiza el marco de probabilidades a 2050 y 2100 mediante datos que alimentan cinco escenarios de acción; 3) el análisis de estos escenarios indica que el futuro puede ser más catastrófico que lo que indicaban los anteriores informes.

Por ejemplo, se considera alta la probabilidad de que superemos el umbral de calentamiento de 1,5 °C no antes de 2040, sino antes de 2030. Las consecuencias de esto ya estaban documentadas por un informe de 2018: el ‘Informe especial 1,5 °C’. Para actuar ya y con sentido de urgencia habría que hacer dos cosas: que el Gobierno Nacional y los gobiernos locales declaren la emergencia climática.

Ello facilitaría recursos presupuestales para acelerar la descarbonización y mejorar la institucionalidad, la adaptación y la educación. Que los ciudadanos asuman como propia la crisis y se emprendan acciones coordinadas con los gobiernos para que todos trabajemos en un propósito común, marcado por la crisis y la posibilidad de salvarnos colectivamente.

Cuando hablo de los ciudadanos hablo de los empresarios. Muy bien que haya un movimiento de empresas carbono neutral, pero ahora deben revisar sus metas y actualizarlas basadas en la ciencia. Todas deberían trabajar no solo para la neutralidad carbónica, sino para la descarbonización, antes de 2030. Sé que es un objetivo difícil, pero, insisto, el mensaje del informe de esta semana es claro: actuar con sentido de urgencia es la única garantía de supervivencia.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY
@GuzmanHennessey

(Lea todas las columnas de Manuel Guzmán Hennessey en EL TIEMPO, aquí)

Más de Manuel Guzmán Hennessey

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.