Wasap a Galán

Wasap a Galán

A quienes hayan tenido que ver con su muerte, solo les digo que la conciencia es un juez implacable.

16 de agosto 2019 , 07:31 p.m.

Se cumplen mañana 30 años de uno de los días más tristes para este país: el magnicidio de Luis Carlos Galán, en Soacha, por orden del ser más perverso y criminal que haya dado esta tierra, como lo fue Pablo Escobar.

Si la ambición, si la ruindad del alma de algunos políticos no lo hubieran asesinado –porque ellos azuzaron al monstruo–, hoy sería un respetable expresidente y Colombia sería distinta. Creo que el narcotráfico y las mafias no habrían crecido tanto, y la corrupción no estaría desbordada. Porque Galán, valiente, honesto, limpio, esperanza de cambio, se jugaba contra todo esto. Y defendía la ética y la política limpia. Pero, como aquí el honesto incomoda, pagó con su vida por ello.

A quienes hayan tenido que ver con su muerte, solo les digo que la conciencia es un juez implacable. ¿Se sienten tranquilos? ¿Creen que son orgullo de los suyos? Galán, Rodrigo Lara, don Guillermo Cano... tantos mártires más, policías y civiles, no dejarán de inspirar admiración mientras que sus victimarios, repudio.

Podría escribir sin parar sobre Luis Carlos Galán. Pero hoy quiero, más bien, enviarle estas letras a través de su WhatsApp celestial –cero, cero, infinito–, para contarle ciertas cosas, o cosas ciertas de este país.

Doctor Galán, creo que la sociedad aquí está enferma. Ojalá usted, que está cerca de Dios, pueda pedirle que nos ayude. Que sus ideales contra los corruptos y el narcotráfico sigan vivos

Ya estará enterado de que Juan Manuel Santos firmó la paz con las Farc, un hecho histórico. Se han salvado muchas vidas. Claro, la implementación es más difícil que saber dónde está ‘Santrich’, pero ahí vamos. Valió la pena. Usted, doctor Galán, no me va a creer, pero había unos –blanco es, aguadeño se pone– que querían hacer trizas los acuerdos.

El acuerdo es un hecho. El mundo lo respalda. Lo grave es el narcotráfico. Los cultivos bajaron unas 2.000 hectáreas –estamos por ahí en 208.000, ¿se imagina?–, pero la producción ha crecido. Algunos dicen que toca fumigar con glifosato, al que ven menos peligroso que una gelatina. Ya casi lo canonizan. Lo llaman ‘glifosanto’.

Y quieren rociar todo: aguas, plantaciones de pancoger, fauna, sin importar las consecuencias. Piensa uno qué hubiera dicho usted. Yo creo que sería mejor perseguir los laboratorios e insumos, y llegar a las zonas sembradas con el Estado en pleno, y con políticas agrícolas de cultivos de pronta producción. Y no importar tanto. Porque aquí importamos maíz como arroz, papa, pollo. Eso sí, no pechugas grandes, que le gustan a Trump, y, en cambio, a nosotros nos dan por los cuartos traseros. Se importa tanto que uno no sabe si cuando se echa un huevo es con aranceles.

La corrupción, doctor Galán, sigue vivita y robando. Cómo será que hubo fiscal anticorrupción corrupto, y un ‘cartel de la toga’. Y, para peor pena, se cayó la ley anticorrupción. Algunos creen que la moral es un cultivo.

El gobierno de Duque va ahí, con el vaso medio lleno, bajo de popularidad. El Presidente es un buen muchacho, conciliador, sereno, pero ya se le acabó el año de aprendizaje. Toca desearle suerte y que en el año del bicentenario lo dejen trabajar con independencia. La tarea es dura.

Droga y corrupción tienen que ser los frentes de batalla. Y la niñez, que está siendo atropellada brutalmente. En los primeros seis meses del año habían asesinado a 344 niños. Esta semana, un miserable mató a una niña de 12 años en Medellín. Y son víctimas de abuso sexual y mendicidad forzosa. Qué tristeza.

Doctor Galán, creo que la sociedad aquí está enferma. Ojalá usted, que está cerca de Dios, pueda pedirle que nos ayude. Que sus ideales contra los corruptos y el narcotráfico sigan vivos. Que seamos capaces de dejar los odios y las divisiones que solo les sirven a los herederos de quienes segaron su vida. Eso sería honrar su memoria.

luioch@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.