'Supermán Duque'

'Supermán Duque'

Duque necesita cuidarse porque, a veces, los que parecen dar impulso lo que hacen es hacerlo caer.

07 de junio 2019 , 08:00 p.m.

Queridos lectores, no sé por dónde empezar, como debió decir mi equipo, Millonarios, el miércoles pasado en El Campín. Qué mal partido. Lo malo de todo esto es que, aparte de la dolorosa derrota del equipo del alma, le maman gallo a uno de lo lindo: “Ya se creían campeones, y se ca... del susto”. Nos dicen que no celebramos la independencia, sino el descubrimiento de América. Y hasta hablan de desastres nacionales: “Primero saca Duque una constituyente que Millonarios consiga otra estrella”.

Fue una bofetada; pero ese es el fútbol, se gana y se pierde. Lo duro es cómo se pierde. Ahora, la copa del primer semestre está entre Junior y Pasto, entre un tiburón y un cuy.

Siguiendo con bofetadas... es difícil olvidar la del ciclista Supermán López al aficionado que se le atravesó en la penúltima etapa del Giro de Italia. Aunque el escritor Juan Esteban Constaín la califica más bien de coscorrón. Debió de sentir López ira e intenso dolor porque, luego de haber superado enredones, pinchazos, desperfectos mecánicos, lluvia, nieve, más de 3.000 kilómetros, cuando iba a lograr ubicarse entre los cinco primeros, y a lo mejor ganarse la etapa, un imprudente lo tumbó. Comprensible, entonces. Pero dolió verlo en esa actitud de “le doy en la cara, marica”.

Que no se deje enredar en una nueva constituyente. Hay prioridades: está el drama del asesinato de líderes sociales. El desempleo pedalea cuesta arriba, y parece que la economía sufrió un pinchazo.

Mas no comparto con quien dijo: “Ahí estamos pintados los colombianos”. Los colombianos estamos pintados en el mismo Supermán corajudo que peleó la camiseta del mejor joven; en esa lucha de todos nuestros pedalistas, codo a codo con los mejores del mundo; estamos pintados en Gabo, en el maestro Fernando Botero, en el campesino raso, en los líderes sociales, en tantas madres cabeza de hogar, en Caterine Ibargüen, surgida de clase humilde, pero quien con perseverancia y sacrificio ha logrado dar un salto largo hacia la gloria. Antier aseguró su presencia en los Olímpicos de Tokio. Usted es orgullo de su raza y de todos.

Ahí sí estamos pintados, no en esos cobardes, supuestos hinchas de Millos, que en Santa Marta agredieron brutalmente a una seguidora del Unión Magdalena. Entre varios la atacaron con cuchillo y a patadas en la cara. ¿Ya fueron capturados? Alguien tiene que ganarse la recompensa, pues denunciar con valor sí es de buenos colombianos. La gran mayoría no somos como estos trogloditas, pero esta sí es una muestra de que la sociedad anda enferma. De que, a lo mejor, si no nos patina el coco, nos falta poco.

Porque este es un país más bien raro y de grandes paradojas. Por ejemplo, con poca salud mental y mucha cirugía para aumentar la cola. Cola parada y nariz respingada parece ser el ideal. Y, como para criticar y poner humor sí estamos pintados los colombianos, se dice que muchos ‘nalgastan’ la plata. Allá cada quien y lo que haga con su cu...erpo. Es el libre desarrollo de la ‘pechonalidad’, dijo la Corte.

Pero, volviendo a las bofetadas no deportivas, esta sociedad las recibe todos los días. Clamo por la salud mental y por justicia, pues entre enero y abril, según Medicina Legal, fueron asesinados en Colombia 213 niños. Y 673 en el 2018.

Se necesita justicia. Se ve que el presidente Duque es una buena persona, pero pedalea con dificultad. Sin reaccionar como Supermán López, necesita sacudir la capa y cuidarse porque, a veces, los que parecen dar impulso lo que hacen es empujarlo y hacerlo caer. Ya se lo ve raspado en la popularidad. Que no se deje enredar en una nueva constituyente. Hay prioridades: está el drama del asesinato de líderes sociales. El desempleo pedalea cuesta arriba, y parece que la economía sufrió un pinchazo. Ya firmó la reglamentación de la JEP; ahora, que siga implementando lo pactado en el acuerdo de paz, y sin mirar para atrás, pues perdería tiempo. Y el tiempo perdido...

luioch@eltiempo.com.co

Sal de la rutina

Más de Luis Noé Ochoa

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.