Presidente, a ‘reinventarse’

Presidente, a ‘reinventarse’

Esperemos a ver qué medidas respecto a la cuarentena toma Duque, el primero que debe reinventarse.

21 de agosto 2020 , 09:25 p. m.

El sábado pasado escribí aquí: #EstamosJo. Y seguimos jo, pero hay que ponerle cojó. Hoy puede ser también #EstamosTrites, porque hasta este jueves iban en nuestro país 16.183 fallecidos por covid-19. Ayer amanecimos con 204 muertes, y veníamos bordeando las 300. Triste, de verdad. Ojalá la muerte se esté fatigando.

La OMS dijo ayer que el virus podría durar dos años, pero hay que desear que pronto amaine esta desgracia y nos volvamos a abrazar. Yo a mis amigos les estoy deseando que gocen de inmunidad. Aunque en este país otros se desean que gocen de impunidad. Ja.

Lo cierto es que seguimos confinados, distanciados y nerviosos. Aunque no todo es malo, porque en estos meses en que nos hemos descubierto como sociedad y vimos que somos más pobres de lo que decían los gobiernos, también hemos aprendido a conocernos mejor como personas y como familia, pues ahora compartimos más, todos lavamos loza, comemos en familia, aunque muchos hablan poco porque cada uno mira sus celus, que producen celos.

Y ahí vamos los que quedamos, dijo un alegre octogenario que sacaba su mascota –mientras más conozco el virus, más quiero a mi perro–; ahí vamos, leyendo; otros, en finca por cárcel y montando a la yegua Defensa rumbo a la Fiscalía. Y, por desgracia, igual de polarizados, que es el virus que han sembrado los políticos.

Hay que reactivar la economía, y en ese cometido no olvide el campo. Ahí está la clave. El agro, que vive de milagro, ha estado a la altura en esta pandemia y no ha dejado de producir.

Seguimos entre la incertidumbre y la esperanza. Pero ayer sentí por primera vez en varios meses, como dicen los ingenieros en La Línea, que parece haber una luz al final del túnel. Así sea tenue, porque, como nos pasa a los humanos con la edad, se estaba aplanando la curva. Ojalá.

Tal vez en la ‘nueva normalidad’ no seremos como antes y se demorará mucho que las actividades vuelvan a realizarse sin miedo y sin tapabocas. Pero, como decían en las zonas de fumigaciones con glifosato, hay algo en el ambiente. Vi, por ejemplo, que en ciudades como Cali podrán operar moteles, residencias y amoblados triple A y doble A, a donde todos van a... en las UCI, o sea, unidades de caricias intensivas, pero cumpliendo protocolos y protocolas, como diría el protoloco Maduro.

Vi que se van a abrir los bares, pero, por ahora, sin consumir licor, que para muchos sería como reabrir los moteles, pero sin hacer el amor. Y vi que los restaurantes (Acodres) le pasaron la carta al presidente Duque para que permita abrir todos los locales en el país. Dicen, con razón, que la pandemia dejó sin cuchara a 320.000 de los 500.000 trabajadores del sector. Algo hay que hacer, urgente.

Esperemos a ver qué medidas toma el Presidente, el primero que tiene que reinventarse, a partir del primero de septiembre. Tal vez sigamos semiencerrados, pero el Gobierno tiene enormes retos para cuidar las vidas y la economía al tiempo. Y debe atender frentes en emergencia.

Según un completo informe de este diario, en 2018 fueron asesinados 710 menores de edad. En 2019, cifras parecidas. Y en los primeros 7 meses de este año van 294. No puede ser. Hemos estado encerrados, pero los malditos matones no. A buscarlos hasta debajo de las piedras.

#hojaDevida será el hashtag, tac, tac de moda en todo el país, pues ya tenemos el 19,8 por ciento de desocupados. Ese será otro drama. El desempleo frustra, crea tensión, deja hijos sin estudio, trae pérdida de vivienda y hasta de hogares. Así que este y la seguridad son los retos claves, presidente Duque.

Hay que reactivar la economía, y en ese cometido no olvide el campo. Ahí está la clave. El agro, que vive de milagro, ha estado a la altura en esta pandemia y no ha dejado de producir. Que el plan de recuperación sea en serio, con asistencia técnica y seguridad, porque si la violencia echa raíces, habremos sembrado en piedra.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.