Pasos firmes hacia la paz

Pasos firmes hacia la paz

El acuerdo con las Farc le abrió un camino al desminado humanitario.

05 de abril 2019 , 07:05 p.m.

En este país huele a muerte y pólvora por todo lado desde hace muchos años. Está en el aire, bajo la tierra y hasta en los ánimos de las gentes y de los dirigentes cargados de tigre, polarizados y minados que nos han contaminado.

Lo mejor que le ha pasado a Colombia en muchos años ha sido la firma de la paz con las Farc, así a algunos se les pongan las papas explosivas. Las vidas salvadas al dejar las armas esa guerrilla ya merecen otro Nobel. Inclusive, Santos se puede ganar el de Literatura. Ya comenzó su carrera literaria con su libro La batalla por la paz. Porque fue una batalla ganada. Dicen las geniales Tola y Maruja que ya lo están pirateando, pues uno que venden en San Victorino viene con prólogo de Álvaro Uribe.

El presidente Duque declaró, desde Icononzo, Tolima, otros 75 municipios libres de contaminación por minas. Esta es la verdadera paz.

Hablemos de un solo hecho extraordinario que ha dejado la paz con ‘la Far’, como dice la mano derecha de Duque. Me refiero al desminado. A causa de este absurdo conflicto, las guerrillas y los ‘paras’, aparte de sembrar terror, sembraron unas 100.000 minas, según Unicef. Favor volver a leer: 100.000. Los expertos dicen que estas trampas, que están a un paso de distancia, duran hasta 50 años vivas, con la muerte al pie.

Al conmemorar este jueves el Día internacional de la Sensibilización contra las Minas Antipersonal, las cifras lo dejan a uno con el alma en la mano. Somos el tercer país del mundo con estos artefactos bajo la piel de la tierra. Solos nos superan Afganistán e Irán. Entre 1990 y 2019, 11.718 colombianos, soldados nuestros, hijos de campesinos, así como niños y labriegos, las han pisado. De ellos, 2.292 han muerto. Para citar números recientes, en 2018 hubo 221 víctimas, según el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Lo que nos pasó aquí es para sentarse a llorar. Eso sí, si está uno en el campo, mirar bien dónde se va a sentar. Los grupos armados sembraban con sevicia cerca de las escuelas, por ejemplo, o de las aguas, en los caminos, en las mejores tierras.

El acuerdo con las Farc le abrió un camino al desminado humanitario. Que será de años. En medio de todo, en este país desanimado y dividido hay hechos positivos, valerosos y casi silenciosos. Así sea cayendo granizo, me les quito el sombrero a quienes se dedican a arrancar esas trampas de muerte, incluidos los perros que olfatean el peligro y avisan. Cuanto más conozco al hombre, más quiero a mi perro, dijo una perra.

Muchas gracias, Dios proteja a los de Descontamina Colombia, al Ejército Nacional, a todas las organizaciones y a todos los que intervienen. Merecen la condecoración al valor y como salvadores de vidas. Porque solo los que han pasado por ese drama de perder las piernas saben lo que es esa tragedia, que no solo amputa sino que empu... No sé si completar la palabra.

El desminado humanitario avanza. El presidente Duque declaró, desde Icononzo, Tolima, otros 75 municipios libres de contaminación por minas. Esta es la verdadera paz, es una nueva conquista, que sí hay que mirar con el espejo retrovisor. Con estos se llega a 346 municipios limpios de estas tarascas de la muerte. Pero falta la mitad.

Ojalá los intolerantes no me insulten hoy. No me hieren, pues yo tengo un detector de mentadas de madre. Pero me la juego para decir que lo que hay es que proteger y fortalecer la JEP, antes que ponerle minas. Y hay que dar pasos firmes hacia la reconciliación.

Es absurdo que haya unos dirigentes agarrados, pisando duro en política, dando lora, y otros dando hasta la vida por salvar las de otros. ¿Y cuántas veces al año pensamos en hacer un aporte para ayudar en esta tarea o rehabilitar a quienes tuvieron la desgracia de del paso fatal? Deben tener prioridad en los empleos. Así que no le pongamos minas a la paz.

luioch@eltiempo.com

Sal de la rutina

Más de Luis Noé Ochoa

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.