Nuestro director técnico

Nuestro director técnico

Presidente Duque, reflexione sobre qué hace felices las tribunas

09 de noviembre 2018 , 08:00 p.m.

Otro puente festivo; hijuepuente, como decimos en Suaita. Habrá carreteras llenas, paseos al río, gallos viudos, filas en aeropuertos y, por fortuna, ciudades menos trancadas. Y sin vándalos encapuchados, tirapiedras y sacapiedras, que desvirtúan las marchas. Los manifestantes deben rechazarlos. ¡Fuera, fuera, fuera!, pues les hacen daño. Nos hacen daño.

Feliz descanso a todos; midan la velocidad, que están lloviendo hasta impuestos. Eso sí, no dañen el paseo porque se olvidó la crema dental o porque él miró una tanga. Piense, querida señora o novia o amante, que puede ser para comprarle una similar. Tolerancia, como decía Álvaro Uribe.

A las que no les gusta el fútbol, mucha tranquilidad, pues el partido de hoy, Boca Juniors-River Plate, ambos de Argentina, ambos de Buenos Aires, en la Copa Libertadores, che, es imperdible. No se les ocurra, señoras queridas, decir a las 3 de la tarde que se olvidó que hay asamblea de copropietarios del edificio.

No. Este es un partidazo, como si se tratara de la final de la Champions League Real Madrid-Barcelona. Porque River y Boca son los equipos más significativos de este continente. Además, los colombianos vamos a ganar, sea quien sea campeón. Si es River, levantarían la copa Santos Borré y Juan Fernando Quintero. Si es Boca, lo harían Wílmar Barrios, Sebastián Villa y Edwin Cardona. Y será un partido vibrante, con el alma, los 90.

Porque hoy, además del título, se juegan pasión, orgullo y camiseta. Y es la última final ida y vuelta, no digo de arco a arco, sino que el año entrante la copa se disputará a la europea, en un solo partido en cancha neutral –en el Estadio Nacional de Chile–.
El fútbol es también un oasis, una pausa necesaria que nos alivia de problemas y preocupaciones. Esta tarde, por ejemplo, nos olvidaremos por un rato de la reforma tributaria de este gobierno, con la que la clase media puede perder por goleada. Grave, como dice el ministro Carrasquilla, que en impuestos resultó patabrava.

En todo caso, con un partido de estos nos podremos olvidar del IVA a la casta familiar, con el que nos quieren encarecer las palomitas de maíz, y si se grita muy duro el gol, le pueden poner IVA a la alegría. Hasta Uribe lo rechaza porque le grava los huevitos, como dicen por ahí. ¿Será verdad? ¿O será como dolor y revolcón de futbolista?

El fútbol es alivio espiritual. Por un rato, los abuelos pensionados podrían olvidarse de que el Gobierno le tiene un balón de impuesto a su mesada en el punto penal. Es una pena máxima. Y eso que el 12 por ciento en salud a los pensionados se quedó de titular.

Pero, en cambio, no se logró que los congresistas aprobaran la congelación de los altos sueldos por falta de quorum, tal vez porque se van a un partido, pero de golf, que les recuerda que los pensionados están cerca del último hoyo.

Es puente y hay un partidazo; con la mirada en la cancha, sin embargo, se encoge al alma al ver otra vez cómo 12 personas, jóvenes estudiantes la mayoría, mueren bajo las balas de un loco en California (Estados Unidos), donde las armas se venden más que balones. Cómo será el desespero que la madre de una víctima fatal decía que en lugar de oraciones quiere control de armas. Pero Trump sigue con la camiseta de la Asociación del Rifle. Grave.

Imagino, presidente Duque, que no se perderá el partido. Descanse un rato. Y usted, que es el director técnico nacional, reflexione sobre qué hace felices las tribunas, que gritan ‘eoeee, oeee, oaa, /no nos van a golear, / pues Duque no gravará / la canasta familiar...’. Los impuestos son necesarios, pero que no peligre hasta el toque toque, si tienen IVA hasta los condones. Busquen plata en otro lado, dijo alguien en TransMilenio. Bienes de la mafia, altos sueldos, expropiación a corruptos, cárcel a evasores... Se puede; si no, grave.

luioch@eltiempo.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.