No matar la verdad

No matar la verdad

En todo hay que aceptar la verdad: el Gobierno, las Farc, todos. Y desarmarnos espiritualmente.

06 de marzo 2020 , 08:19 p.m.

En este Estado cantinero, todos seguimos tomándonos a diario una pola...rización, empezando por los dirigentes. Y nerviosos y prevenidos. ‘Píntela, que yo se la coloreo’, se dice en la calle, y en los altos del poder. En ese tono estuvo la semana, en especial contra el relator de la ONU en Colombia, señor Michel Forst, por su informe anual sobre la situación de derechos humanos en nuestro país, en el que dice más o menos que es crítica.

No es que lo fueran a torturar, Dios nos ampare, pero la reacción fue dura, la de algunos con términos severos. Cómo será que en el Gobierno casi le dicen ‘Tarzán’, ‘hombre peludo’, ‘Archibaldo’, y hasta ‘sesgado’ y ‘poco objetivo’. Cayó casi como un coronavirus recién llegado que el relator nos calificara mal en asuntos de implementación del proceso de paz, sobre la muerte de líderes sociales y la poca presencia del Estado en esas zonas.

Yo creo que se han hecho esfuerzos, pero nunca suficientes, por la implementación del proceso, y el relator reconoce la voluntad política y las iniciativas para crear un entorno seguro y adecuado para la defensa de los derechos humanos. Y últimamente se han creado numerosas medidas para proteger a los excombatientes.

Pero que no se nos olvide que el año pasado, en especial en zonas de narcotráfico, hubo 36 masacres, que, según dice don Michel, dejaron 133 muertos. Y según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en 2019 hubo 250 líderes sociales asesinados. Eso al menos debe avergonzarnos y preocuparnos.

La señora ministra del Interior, Alicia Arango, respondió diciendo que en Colombia mueren más personas por robo de celulares que por ser defensores de derechos humanos. ¿Matan a más de 250 al año por robarles el celu? Yo por eso no uso celular. Me da miedo que, según la ministra, me hagan una llamada, pero del más allá.
No gustó que el señor Forst, o ‘fochis’, como le dicen unos, sugiriera que la Policía pasara al Ministerio del Interior. ¿Será injerencia indebida?

Y esta semana, el presidente Duque fue a Estados Unidos y casi regresa con fumigadora de espalda. Don Donald Trump, con la prudencia que lo caracteriza, le hizo una humilde sugerencia: “Si no fumiga, no vamos a acabar con las drogas en Colombia”. Y no se le dijo ‘Tarzán’ ni ‘hombre peludo’. Ni siquiera ‘Archibaldo’, sino ‘venga esa mano, hermano norteamericano’.

Lo sé, la droga es la peor desgracia. Y el informe del relator es consecuencia de eso. Las masacres, las muertes de muchos de los líderes sociales son a manos de narcos; mueren erradicadores, hay desplazamientos, pero hay serios indicios de que el glifosato es cancerígeno. Y ante la duda, abstente, me decía una amiga. El glifosato mata la biodiversidad, arruina la tierra, envenena las aguas, pues es un veneno rociado. Yo creo que más bien hay que asperjar bienestar social, el Estado debe hacer presencia; con todo, hay que acompañar al campesino, asegurarle las cosechas y protegerlo, con la ayuda del tío Trump. E implementar la paz.

Así duelan a veces salidas en falso como las de la dirigencia de la Farc, que dijeron ante la JEP que las ‘retenciones’ casi que eran un paseo de olla a orilla del río, con buen trato y que las cadenas era para salvarlos. Yo defiendo hasta con la vida, si es necesario, la paz negociada, pero estos eran secuestros, llanamente, inhumanos, humillantes, indignos, entre alambrados, por eternos años, donde les quitaron la libertad, les truncaron la vida, etc. Eso fue la horrible noche. Y la verdad y el perdón –que lo han pedido– es lo único que sana algo las heridas del alma.

Juepucha, me puse triste. Pero se me ocurre que en todo hay que aceptar la verdad: el Gobierno, las Farc, todos. Y desarmarnos espiritualmente. Hemos sacrificado mucho, pero no matemos la verdad.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.