Galán y el metro

Galán y el metro

Siento que Galán está preparado y hará una alcaldía firme, seria y sin polarizaciones.

18 de octubre 2019 , 07:47 p.m.

En Bogotá se comienza a hablar en chino. Ditié –o sea, ‘metro’–. O gáojiá –que quiere decir ‘elevado’–. Por fin, este sueño del metro, que estuvo más bien ‘cagaojiá’ por 77 años, será una realidad.

Es un hecho histórico y una de las mejores noticias para la capital de la república y el país, que necesita hechos positivos. Con razón, Enrique Peñalosa, de casi dos metros, estaba kuáilé. O sea, ‘feliz’, en la lengua de Confucio.

No he sido peñalosista ni estoy ‘confusio’, pero hay que ser justos. Él recogió un trabajo pasado, pero es quien se la ha jugado en todo su mandato, que ya está en la última estación, hasta lograr, el jueves, la firma de la adjudicación para su construcción al consorcio Apca Transmimetro, una alianza entre las firmas China Harbour Engineering Company Limited y Xi’An Metro Company Limited. ¿Y los Nule no licitaron?, preguntó un satírico.

El metro se comenzará a construir en abril del año entrante, cuando arrancará la primera línea, de 24 kilómetros, que viene desde Bosa, en el sur, e irá hasta la calle 72. Buena vaina, caray, dicen los cachacos, pues esta es una obra que trae progreso y empleo y debe ser orgullo nacional.

Interpreta mucho de la filosofía de nuestro movimiento en medioambiente, en protección de los bienes públicos, en lucha contra los corruptos y en todo lo social

Este es de todos. A esto no le podemos poner color político. Bueno, Peñalosa dijo que será rojo, que es el color de la bandera del Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán, padre del candidato Carlos Fernando, ese líder valiente y honesto sacrificado hace 30 años por el narcotráfico.

A propósito, en mi movimiento, el Polvo Democrático, hubo ardua discusión cuando se planteó a quién adherir. Algunas queridas polvistas se estaban calentando. Como presidente, me pronuncié a favor de Galán. Algunos y algunas estuvieron de acuerdo. Otras recalcaron que les encanta cómo me muevo, en especial en estratos bajos, y alegaron que el movimiento es más del sur y occidente, de donde surgió Claudia López. Les dije que el Polvo es como el metro, que arranca en el sur, sin perder el norte, y en él cabemos todos.

El hecho es que Bogotá puede quedar en buenas manos en un momento tan crucial, con el reto de desarrollar la obra más importante de su historia. Y Claudia es una mujer valerosa, de mérito y capacitada. Sin embargo, me identifico con Carlos Fernando Galán porque conocí a su padre, esperanza de cambio, un gran líder social, e hijo de tigre sale pintado; porque siento que Galán está preparado y hará una alcaldía firme, seria, sin polarizaciones. Y eso es vital hoy.

Desde luego, porque interpreta mucho de la filosofía de nuestro movimiento en medioambiente, en protección de los bienes públicos, en lucha contra los corruptos y en todo lo social. Y en seguridad, que tal vez sea el problema más grave hoy en esta ciudad, donde cada 4 minutos se roban un celular, y atracan, fletean, asesinan por una bici o por una camiseta. Aquí, como decía un cojo, se necesita aumentar el pie de fuerza, y eso propone Galán; se requiere usar más la tecnología en contra de la delincuencia; se necesitan inteligencia y, sobre todo, justicia. Y por eso va a luchar él.

Además de buen equipo, Galán tiene buenos candidatos al Concejo. Con él está una mujer valiosa, surgida a base de estudio, de esfuerzo personal; una mujer honesta como lo es Marisol Gómez Giraldo, periodista de brillante trayectoria, comprometida con la paz, amiga de las causas de los humildes y defensora de lo justo. Si los bogotanos quieren ver en el Concejo a una mujer respetable e incorruptible, que defienda el presupuesto, deberían votar por ella, número uno en la lista de Galán.

También está allí Francisco Páez Sánchez, número 13 en la lista, un profesional serio que quiere a Bogotá, hecho a pulso y orgullo de la gente de sur de la ciudad, y quien apoya las empresas de vigilancia para vincularlas al pie de fuerza, en defensa de la ciudadanía. Esa también era una propuesta del Polvo.

luioch@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.