En ‘cuarentona’

En ‘cuarentona’

Claudia López ha dado ejemplo de buena reacción. Es la hora de los abuelos y la familia.

20 de marzo 2020 , 08:41 p.m.

‘En cuarentena con mi cuarentona’ es una frase que se popularizó en esta sociedad del CCC, o sea, del codazo cordial coronavírico, como escribió un querido amigo. Porque todo cambió y hay que aceptarlo, entenderlo y afrontarlo. Lo del codazo no es nuevo, pues aquí, a codo limpio, literalmente, la gente se abre paso en la vida. Comenzando por el transporte público, así como en las empresas, en la política, hasta en las procesiones, para después darse el saludo de la paz.

El mundo no es ni será el mismo después de coronavirus, causante de la enfermedad covid-19. Y tenemos que ser imaginativos. Claro que no hay que exagerar, pues no sé si sea una noticia falsa, pero leí que en Monterrey (México), a un padre le pareció muy padre bautizar a su hijito recién nacido como Dylan Covid Hernández. Órale, güey. Al mal tiempo, buena cara, le dije a mi esposa cuando le llegué para quedarme, pero el niño crecerá y preguntará el origen de su gracia. O de su desgracia. Y seguramente ya vendrán Coronavivi, Covidal, Covid Esneyder, etc.

En fin. Estoy ‘con finado’, como se dice en voz baja en las funerarias. Mejor decir en confinamiento, que es lo que se debe, pues no quise hacer lo de los ‘vivos’, que salieron de puente para sacarle el quite al simulacro, sin pensar en que pueden propagar el virus, que ya ha matado a más de 9.000 personas en el mundo.

Tristemente, en esta tragedia, la peor del siglo, no faltarán intereses políticos ni celos, pues la grandeza escasea como la vacuna anticovid, pero siento que el Gobierno central va lento. En Bogotá, Claudia López ha dado ejemplo de buena reacción. TransMilenio logró bajar en casi el 40 por ciento su demanda. Claro, es teletrabajo, pero es coordinación. Y ha tomado muchas medidas, inclusive para atender a los de la ‘coronaprobreza’, que todos los días hacen el simulacro de alimentarse. Este simulacro dejará valiosas lecciones para lo que se viene, y Dios los proteja, pues no hay cama pa’ tanta gente. En Italia, en un solo día, el jueves, se fueron de este mundo infectado 627 personas, y aquí ya van 145 contagiados. Yo de Duque tendría a dos mil obreros construyendo un par de hospitales, como lo hizo Wuhan, de one. Si no, tocaría hacer, de una vez, un arca de Noé.

Por lo pronto, nos toca acatar y ser solidarios. No es fácil estar día y noche en casa cuando toda la vida se lleva con otro estilo más activo y vibrante, pero es por uno, por los suyos y por los demás. Y lo siento por los mayores de 70, pues, aunque muchos, si no son excongresistas, viven estirando la pensión, también necesitan estirar las piernas. Muchos, para recordar tiempos de juventud, juegan billar. Otros, ajedrez, o dominó, o se reúnen en el parque a hablar de política en paz. O de la última cita, no de amor, sino médica, aplazada a veces para la otra vida.

Es la hora de los abuelos y de la familia toda. Ellos son la sabiduría. Ya sabemos que no hay fútbol, pues a este también el virus le dio por las pelotas. No hay deporte en directo. Podemos volver a la época en que no había luz y los viejos fueron la luz con sus cuentos y sus leyendas aleccionadoras. Podemos apelar a los libros. La TV debe volver a las viejas películas, pero que no sean de terror, que ya bien atortolados estamos. El humor es vitamina. Cantinflas, Chaplin nunca pasan de moda. Lo que el viento se llevó o El Padrino y mil más. Ahora recuerdo que en un bautizo, un sacerdote preguntó: “¿Nombre del padrino?”. Y este respondió: “Vito Corleone”. Y se puede cocinar entre todos, o hacer música. Mi esposa, que me lleva la cuerda, me regaló una guitarra.

En todo caso, que esto nos sirva para unirnos como familia y deje reflexiones sobre el valor de la vida. Las palabras claves son ‘amor’ y ‘tolerancia’. Y en el Gobierno, ¡acción! Suerte a todos.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.