El diablo anda suelto

El diablo anda suelto

Aquí, Lucifer está en la letra menuda, en la ley, en la justicia, en la política.

23 de agosto 2019 , 07:34 p.m.

Luego de rociar el escritorio con agua bendita, en nombre de Dios comienzo a escribir esta columna, pues tiene que ver con el ángel del mal.

Ayer, seguramente santiguada, entraba en funciones la directora técnica de Asuntos Religiosos del Ministerio del Interior como gobernadora ad hoc de Quindío para que resuelva si clausura el Templo Luciferiano Semillas de Luz, en la vereda Aguacatal, de Quimbaya, vaya, vaya, que le rinde culto al diablo. Dios la ilumine.

Desde el 2015, una iglesia en una finca le reza al mandingas. La fundó un hombre que dice que no la dejará cerrar ni por el pu… alegando libertad de cultos.

El gobernador del Quindío dice que debe cancelarse su personería jurídica porque un culto a Satanás no es considerado religioso. Amén, dijo la Corte Constitucional, y ahí va el proceso. La ley terrenal dirá.

Dios nos ayude, pues lo cierto es que en Colombia, país del Sagrado Corazón de Jesús, huele a azufre, como dijo Hugo Chávez, pero porque Maduro estaba cerca. El diablo anda suelto en el mundo. Está de fiesta entre las llamas de la Amazonia, mientras Bolsonaro, en Brasil, parece hacerse el Bolson…aro. Y el mundo apenas mira.

Es para hacerse cruces que los que al parecer le vendieron el alma al Lucifer de la corrupción, togados y demás, estén saliendo por vencimiento de términos

Aquí, Lucifer está en la letra menuda, en la ley, en la justicia, en la política, en el amor, donde tiene industria de cuernos. “Malo, malo, el diablo es malo / y nos corrompe, rompe...”. Así canta el grupo de rock Sanalejo.

El diablo es puerco. Aún seguimos llorando la muerte del niño Marlon Andrés Cuesta, de 6 años, asesinado en días pasados en la comuna 8 de Medellín. Esa misma semana asesinaron, en el corregimiento de San Cristóbal de esa ciudad, a Sindy Johana Toro, de 12 años, quien tenía signos de violencia sexual. Dos angelitos, decimos conmovidos, pero hay que evitar otros crímenes de los demonios contra otros angelitos. En Colombia, en 2018, cada 22 minutos se registró un abuso sexual contra un menor, según Medicina Legal. El diablo es malo y anda suelto y cerquita de los niños. En esto insisto siempre, en varias columnas, pues en la defensa de la niñez no se puede descansar ni porque el diablo nos mire feo.

Es para hacerse cruces que los que al parecer le vendieron el alma al Lucifer de la corrupción, togados y demás, estén saliendo por vencimiento de términos. Y a lo mejor desaparecerán como alma que lleva el diablo. Y otros, muchos inocentes, seguirán presos por vencimiento de la justicia.

La cocaína pareciera ser un polvo del diablo, no con su diabla, sino por el que se mata y se corrompe medio mundo. Es nuestra desgracia. A los indígenas del Cauca los están matando. Ellos se defienden con su bastón contra las mafias de los carteles, armadas hasta los dientes. Queridos indígenas: ¿por qué no dejan entrar en pleno al Ejército, que puede ser su ángel de la guardia?

Hasta en los deportes se mete el patas. Lo del equipo Santa Fe parece zancadilla luciferiana. Y para rematar, este jueves les ganaron los diablos rojos. Necesitan que les bendigan el club, pues lleva 14 fechas sin ganar de local y es el colero de la tabla.

Satán es malo, necesitamos –aparte de orar– ayudarnos. Por ejemplo, los jueces y el Gobierno tienen que castigar duro a quienes se dejen tentar del estiércol del demonio.
Se deben estudiar los castigos para violadores de niños, cadena perpetua o castrada perpetua, y tenerlos vigilados, pues unos 2.700 abusadores de niños saldrán en los próximos cinco años.
Dios proteja a los menores. Defender la niñez y a la mujer es vital. Aquí se necesita una reforma de la justicia. Y educar en la fe, en las sanas costumbres, en el respeto. ¡Hostias! –como dicen los españoles–, la Iglesia, los educadores, el Gobierno tienen que cambiarle el rumbo a esta sociedad, tan dejada a la buena de Dios. Pero él no lo puede todo.

luioch@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.