‘Desantrichizar’ el país

‘Desantrichizar’ el país

Aquí hay urgencias más allá de Santrich. Las tareas de gobierno están por encima de este personaje

31 de mayo 2019 , 07:45 p.m.

La semana estuvo movida, como dicen en las discotecas. La Corte Constitucional dijo que la mitad más uno de 92 –que son las curules habilitadas en el Senado para votar– es 47, división que no les daba a Macías ni a los del Centro Democrático, y eso que son buenos para dividir. Y así, las seis objeciones que el presidente Duque había hecho al acuerdo de paz quedaron hechas trizas. Ahora, él, después de un desgaste inútil, deberá firmar el acuerdo de paz en santa paz. ¿Quién aconseja al Presidente?

Y salió libre, sonriente, ya no divaga ni ve ríos crecidos ‘Jesús Santrich’, exjefe guerrillero de las Farc, quien ahora puede pasar de la prisión al Congreso. Algo que aquí suele ser al revés. Sin embargo, son pasos en derecho. Como el Consejo de Estado dijo que tiene fuero, ‘¡fuera!’, dijo la Corte Suprema. Pero que no baile en el bastón, porque el máximo tribunal toma el proceso por narcotráfico que le tenía la Fiscalía. Y queda también vinculado ante la JEP por los delitos como guerrillero. Lo positivo es que aquí hay instituciones fuertes y garantías de pleno Estado de derecho. Huy, estoy hablando en tono de jurista; será porque me estoy tomando un tinterillo.

Dejemos que la justicia haga justicia y no le demos un protagonismo inmerecido al personaje.

En tono de radionovela, como hacían en la inolvidable Kalimán, pregunto: ¿Se posesionará ‘Santrich’ la semana entrante en su curul de la Cámara? ¿Será extraditado a Estados Unidos? ¿Será condenado y volverá a La Picota? ¿Se volará para el monte? Imposible. ¿Qué tal que se nos vuele un ciego?

Aquí, lo que hay es que bajarle la espuma a la leche. Al caso de este exguerrillero se le ha dado una trascendencia enorme, y ya hasta nos costó un fiscal general. Dejemos que la justicia haga justicia y no le demos un protagonismo inmerecido al personaje. Y no lo vayamos a volver mártir, pues por ese camino terminarían beatificándolo y hasta canonizándolo. ¿Qué tal San Trich de Toluviejo? No me jo..., como decía una monjita.

Presidente, ministros, partidos, Congreso: aquí hay urgencias más allá de ‘Santrich’. El país y las tareas de gobierno están por encima de este personaje. Practiquemos este trabalenguas: El país se debe desantrichizar; el que lo desantrichice, muy buen desantrichizador será. Lo que toca es apostarles a la paz, a la ejecución de los acuerdos; a defender a los líderes sociales –ayer mataron a otro, no me jo...– y atacar a disidencias y bandas criminales.

Aquí, el santo nacional es san Triste, como vive la gente del campo. Mañana es el Día Nacional de Campesino. ¿Lo tienen en cuenta el Gobierno, gobernadores y alcaldes? Quizás, quizás, quizás, pero no se siente. Hace unos años, los alcaldes mataban novillo, había rifas, exaltaban la labor, les daban herramientas. Después llegaron los violentos y les dieron machete. O les daban plazos para que abandonaran la finca. Y los políticos les daban la espalda. Ah, también les han rociado los jardines con glifosato.

Mañana, queridos gobernantes, es un día grande. El día de ese compatriota corajudo que madruga y trabaja de sol a sol, ¿a cambio de qué? “A cambio de nada”, dice una canción. Pero él es un ser vital que produce el 50 por ciento del alimento que llega a nuestra mesa.

Al menos mañana, a la hora del plato fuerte, recuerden que el campesino necesita acompañamiento técnico, y regálenle aunque sea unas promesas. Díganle, y cumplan, que no dejarán que los intermediarios les compren todo a precio de huevo, humillados, pues el pobre no puede devolverse con el plátano en la mano; que habrá control en los precios de los insumos, que el campo será rentable y no tendrán que venirse al rebusque.

Feliz día, queridos campesinos, en mi recordada Suaita y el país entero. Por favor, emisoras, despertémoslos con Buenos días, campesino, de Jorge Velosa. Y despertemos todos, carajo, que nos llevó el que nos trajo.

luioch@eltiempo.com

Sal de la rutina

Más de Luis Noé Ochoa

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.