Conversación con la Virgen

Conversación con la Virgen

Un abrazo a todos los campesinos, y que la Virgen y el Gobierno los escuchen.

06 de diciembre 2019 , 07:20 p.m.

Se prendió la Navidad, epa Colombia. Llega hoy la noche de las velitas, en honor de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, una de las celebraciones más tradicionales de nuestro país. O sea, los colombianos vamos a tener esta noche una “conversación nacional” con la Virgen. Y ya dentro de 9 días estaremos en novenas. Como vamos, con cacerolas en lugar de panderetas se entonará “los pastores de Belén / vamos a adorar al Niño / y a exigir gobiernen bien / en la Casa de Nariño”. Tutaina, tuturumaina.

Hoy se prenden las luces, los arbolitos y los borrachitos. Y aparecen los bellos farolitos en dinteles de puertas y ventanas. No faltarán los farolones, que creen que iluminan más que los demás. Al arrancar las fiestas decembrinas en pleno, tal vez venga un alto en el paro nacional. Duque pondrá muchas velas para que así sea.

Porque el paro o las marchas son el ambiente en el que anda el continente, con muchísima gente, me salió, de repente. Y en el mundo: Hong Kong, por ejemplo, lleva seis meses. Ayer arrancó Francia, contra la réforme des pensions, y piden la renuncia de Macron. O sea, que se quitte del poder.

Cada quien pondrá su velita. La derecha, para que la Virgen los ilumine y saber quién está tras las marchas. Les cuento: es la juventud informada, que pide oportunidades, y son los desempleados

Aquí ya llevamos casi tres semanas largas de marchas, la gran mayoría pacíficas y alegres, pero serias y vehementes. Claro, no han faltado unos pocos violentos. Y ha habido heridos, contusos y con tusas, sobre todo en el Gobierno. A un amigo le pegaron en las turbas. Y, por desgracia, la muerte también salió vestida de negro.

Habrá esta noche millones de velas en las ciudades y millares de hogueras en el campo, que amanecerán echando humo a ver si no solo la Virgen los ayuda, sino que el Gobierno los ve. Porque como el campo es menos rentable que ofrecer cacerolas en Palacio, muchos se han marchado, o los han sacado a la fuerza. El sector rural está abandonado, sin ‘lana’ nanita nana.

Ya lo dije aquí. En esas viejas casas que el tiempo bronceó, ya no vive nadie. “Gime el viento en los aleros, desmorónanse las tapias”, como dice la hermosa canción Las acacias. “Los que fueron la alegría y el calor de aquella casa / se marcharon: unos muertos, / y otros vivos, que tenían muerta el alma, / se marcharon para siempre de la casa”. Y hoy están en la ciudad echando pata.

Aquí se me oprime el pecho, querido lector. No sé por qué las casas del campo se caen de tristeza cuando las abandonan. La soledad les va quitando adobes, uno por uno, y se los lleva para volverlos barro y olvido. Queda poco de esas reuniones familiares campesinas el 8 de diciembre, en las que a la luz de la hoguera de leña se congregaban padres e hijos y se departía sobre lo que daba la tierrita. Porque daba, y sin químicos.
Un abrazo a todos los campesinos, y que la Virgen y el Gobierno los escuchen. Cada quien pondrá su velita. La derecha, para que la Virgen los ilumine y saber quién está tras las marchas. Les cuento: es la juventud informada, que pide oportunidades, y son los desempleados.

Los congresistas pondrán la suya para que no prospere la disminución de sus sueldos en un 15 por ciento, pues no les alcanzará para la natilla. Pobres viejecitos. Y los del mínimo, para que el aumento no sea mínimo. Yo pondré una para que la Virgen nos escuche y se logre cimentar la paz, para que no tengamos que poner tantas velas de luz perpetua. Para que la vida humana valga más que la de los pavos navideños. Para que contra la violencia haya un acuerdo nacional. ¿Quién mató al alcalde electo de Sutatausa, un pueblo apacible? Que ese crimen no quede impune. Y pondré otra para que no haya quemados con pólvora, por que los niños no sean cicatrizados o mutilados de por vida. Pongamos, en serio, muchas por la paz del país. Y sigamos conversando con la Virgen.

luioch@eltiempo.com.co

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.