Secciones
Síguenos en:
Pensar en los jóvenes

Pensar en los jóvenes

Hay que oír a esta generación. Hay que ofrecerles participación, oportunidades dignas y esperanza.

14 de mayo 2021 , 09:00 p. m.

En nuestra sociedad estos días tristes imperan sentimientos de miedo, rabia, odio, dolor y desesperanza. O esperanza inútil, que yo recuerdo en la voz del ‘anacobero’ Daniel Santos. ¿O es de Juan Manuel Santos? A propósito, es hora de llamar a los expresidentes a que den luces, presidente Duque; déjese ayudar, que el ‘paro’ no está para cucharas.

Y siga convocando. Insístole, pues no sé cómo diástole hemos llegado a este panorama tan gris. Además, hay desánimo general. Con razón, porque todo está caído. Se cae la imagen del país, se cae la economía, se cae el empleo, se caen las reformas, se caen las estatuas, se caen los ministros. Hasta el sexo está caído, pues, según una encuesta reciente, por causa de la pandemia se habla más de camas UCI que de camas de amor. Estamos mal. Tanto, que se juega fútbol llorando, no de emoción sino por los gases lacrimógenos, como vimos antenoche en Barranquilla.

Y según la encuesta de la Universidad del Rosario, la firma Cifras y Conceptos y EL TIEMPO, se ha caído también la alegría en los jóvenes. Esa encuesta, hecha a 2.556 jóvenes entre el 6 y el 12 de mayo, deben tenerla muy en cuenta los dirigentes de este país y los candidatos.

Ustedes, a lo mejor, ven que seres cercanos o lejanos, muy ufanos, se enriquecen de la noche a la mañana. Pues, a denunciar, ya que lo que se roban es de todos.

En un año larguito, la alegría cayó en los jóvenes del 66 al 5 %. Y cayó también la confianza: solo el 9 % confía en la Presidencia de la República, y, oigan, padres de la plata: apenas el 7 % tiene confianza en el Congreso. Hay más datos que se deben mirar con atención, como que el 41 % dice que votarán por candidatos de centro; el 25 %, por uno de izquierda, y solo el 5 % por uno de derecha. O sea, con ellos pierde “el que diga Uribe”.

Y algo fundamental: el 74 % de los jóvenes creen que el principal problema del país es el desempleo. Obvio. De acuerdo con la última medición del Dane, el desempleo en la población joven está en el 23,9 %.

En mis pocos años, decía Matusalén en su cumpleaños 800, no recuerdo una situación tan delicada en Colombia. Primero está la pandemia del covid-19, que ya completa las 80.000 tumbas, personas que dolorosamente llegaron a la eternidad de rebaño, pues la inmunidad de rebaño fue esquiva. Y las UCI están copadas.

Y se puede agravar por el paro, que es un derecho, pero tiene reparos y disparos. No faltan quienes pescan en río revuelto y hacen revueltas. Así, nos matamos y herimos pueblo con pueblo, estudiantes de clase media con policías de clase media. Se han perdido vidas. Van 35 muertos (dice el Gobierno que no todos han tenido relación directa con el paro), 716 civiles heridos, 849 policías lesionados y uno muerto. Y con los torpes bloqueos, el campo ha perdido 1,7 billones. Y ni se diga las ciudades.

Hay que oír a los jóvenes. Hay que ofrecerles participación y oportunidades dignas; esperanzas, pues a veces los títulos se quedan para adornar un muro. Y ustedes, ‘parces’, deben comprometerse con la sociedad. No hay empleo y un mejor sistema de salud porque los corruptos se roban unos 50 billones al año; bueno, que sean 49. Hay que denunciar. Ustedes, a lo mejor, ven que seres cercanos o lejanos, muy ufanos, se enriquecen de la noche a la mañana. Que sin saber de cacería llegan con un jaguar. Pues, a denunciar, ya que lo que se roban es de todos. Los corruptos son vándalos de corbata. Padres, madres, muchos a los que en su entorno no solo los asaltan las dudas sino las deudas, si en su trabajo descubren un corrupto, hay que ‘wasapiarlo’, pues ese pícaro les está quitando oportunidades a sus hijos.

Y, queridos profesores, ustedes que marchan pidiendo justicia social, equidad, garantías, enseñen ética, enseñen respeto por lo público, que a lo mejor un día sus alumnos tienen un mejor futuro. Enseñen civismo, que a lo mejor, otro día, no hay vandalismo. Y Gobierno, los jóvenes cuentan.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.