No más violencia, por favor

No más violencia, por favor

Claro que da rabia la acción de los policías, pero es una tragedia apagar el fuego con gasolina.

11 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

Hoy hay otro tema distinto al del covid-19, que se había llevado hasta ayer 22.053 personas. Es un asunto doloroso, que enluta, porque la brutalidad sigue causando muertos.

Lo que está pasando en Bogotá, en Soacha, en el país, digo, es muy triste y preocupante. Es una muestra de que en esta sociedad hay muchas manzanas podridas, no solo los dos policías que abusaron de la fuerza y sometieron con sevicia, a punta de rodilla y pistola taser una y otra vez, al ciudadano Javier Ordóñez, quien les pedía: “Por favor, por favor, no más”. Javier, un padre que deja dos huérfanos, murió pocas horas después en hechos que se tienen que aclarar.

El video indigna y recuerda el caso de George Floyd en Estados Unidos, muerto bajo la rodilla de un policía blanco mientras decía: “No puedo respirar”. Lo grave es que aquí, como en EE. UU., ya casi no podemos respirar tranquilos.

Ante la muerte de Ordóñez, los desmanes ya han dejado 11 personas muertas, pues, aparte de los 10 en Bogotá y Soacha, o Soachington si nos las damos de gringos, todos jóvenes, antier unos criminales que quisieron robarse un bus de SITP arrollaron y mataron a una mujer inocente. Miserables.

Si hay que depurar, apurar. Se necesita una Policía formada y profesional, capacitada para enfrentar no solo a la delincuencia, sino a una sociedad donde hay miedo, nerviosismo y
prevención.

El pandemonio de la noche oscura dejó centenares de heridos. Y 194 uniformados lesionados, más 51 CAI entre destrozados y afectados; 78 buses de TransMilenio atacados o incinerados o “vueltos mierda”, como dijo una persona llena de dolor. Hasta la virgen del CAI de Villa Luz fue apedreada, pues ya están atacando a la misma Virgen.

Claro que da rabia e impotencia, o ‘emputencia’, la acción desmedida de los policías, que abusaron de su fuerza, y serán las autoridades las que investiguen y hagan justicia, pero es una tragedia apagar el fuego con gasolina.

Esto tiene que parar, estos hechos no pueden volver a suceder jamás. Se necesita que se revise qué pasa en la Policía, una institución que necesitamos, hecha de nuestra misma gente. Algunos cometen tropelías, pero muchos en defensa del orden, de nuestros bienes y nuestras vidas entregan la suya casi a diario. Recuerdo que Pablo Escobar pagaba un millón de pesos por policía muerto; recuerdo con dolor el carro bomba de la Escuela General Santander, en enero de 2019, donde murieron 21 jóvenes. Hechos brutales como la muerte de Ordóñez y otros que se conocen no son vistos como el abuso de dos, sino de “la Policía”, y le hacen mucho daño a toda la institución.

Por eso, bien que pidan perdón, y que esta muerte y las otras 11 sirvan para que se revise a fondo y en serio qué pasa dentro de la fuerza de ‘Dios y patria’. No sea, por ejemplo, que la necesidad de pie de fuerza esté llevando a que falte formación suficiente y lleguen algunos que asfixian y atropellan. Si hay que depurar, apurar. Se necesita una Policía formada y profesional, capacitada para enfrentar no solo a la delincuencia, sino a una sociedad donde hay miedo, nerviosismo y prevención, y donde se están perdiendo la confianza y el respeto mutuo entre uniformados y la gente.

Se requiere una Policía preparada para enfrentar de todo, vándalos y delincuencia organizada. Porque en la noche negra se notó un plan dirigido por redes para destruir y aprovechar la indignación ciudadana. Hubo balas de todos lados; balas perdidas y vidas perdidas. Como las está habiendo en todo el país. Porque hay masacres, siguen asesinando líderes sociales, y la paz también parece tener una rodilla encima.

Ante una violencia que se generaliza, se necesitan Prevención y acción, como se llama el noticiero del presidente Duque, no sea que nos deje de matar el covid, pero la nueva normalidad sea la violencia generalizada. Y para ello necesitamos a nuestras Fuerzas Armadas. Más esfuerzos del Gobierno, “por favor, por favor”.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.