La oportunidad de Providencia

La oportunidad de Providencia

Es hora de ser solidarios con ellos. Colombia debe hacer allí una inversión de interés nacional.

20 de noviembre 2020 , 09:25 p. m.

Qué semana más triste. El sábado pasado decía aquí que noviembre siempre ha traído malas noticias. Buenas, que beneficien al país entero, queda la histórica firma de la paz entre el gobierno Santos y las Farc, de la que se cumplirán cuatro años este martes 24. Las Farc entregaron más de 7.100 fusiles y pararon la guerra. Eso se traduce en miles de vidas salvadas, en oportunidades y en menos dolor y destrucción. Hay disidencias, como en todo proceso de estos, y hay que combatirlas sin cuartel.

Pero hoy, 13.800 personas se mantienen en el proceso de reincorporación; 4.807 se han beneficiado con proyectos productivos. Como lo contó este diario, hay más de 260 emprendimientos. Ofrecen cervezas artesanales; café de exportación, para saborear en paz, proyecto turístico, confecciones... Aunque mientras unos hacen trusas, otros la quieren hacer “trizas”. Lástima.

La paz es lo bueno. Pero un noviembre ocurrieron la tragedia de Armero, la toma del Palacio de Justicia, la explosión del avión de Avianca con 107 personas a bordo. Y ahora, el huracán Iota azota a San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Fue un sorprendente y terrible fenómeno que pronto pasó de categoría 1 a 5, como jamás se había visto.

Los gobiernos casi no van, y poco se acuerdan de este departamento, que si no hay malas noticias vive en las aguas mansas del olvido y la indiferencia del interior del país.

Y en la misma semana el huracán Ecuador atacó a la Selección Colombia, que pronto pasó de categoría 1-0 a 1-6, derribando todos los troncos en la cancha, y a lo mejor hasta el camerino con técnico y todo. Nos dieron una patada en la zona de candela, un mazazo anímico al país, cuando más necesitábamos motivos de alegría.
Providencia y la Selección tienen que ponerse en pie. Pékerman debe volver.

Pero hablemos sobre la gran tragedia. San Andrés, el Miami de la clase media, es más conocido que Providencia. Allá van muchos de luna de miel, felices de ir a conocer el hoyo soplador. Y muchos más, de turismo y a traer mercancía para revender aquí. Pero los gobiernos casi no van, y poco se acuerdan de este departamento, que si no hay malas noticias vive en las aguas mansas del olvido y la indiferencia del interior del país.

Providencia y Santa Catalina –lindos nombres– las acabamos de conocer todos los colombianos. Providencia, sobre todo, la vimos tristemente destruida, con sus más de 2.000 casa en ruinas, con sus más de 6.000 moradores, de todas las edades, pasando angustias, durmiendo en la calle, incomunicados. Es hora de ser solidarios con ellos. Y Colombia tiene que hacer de esta dolorosa situación una gran oportunidad.

La reconstrucción debe hacerse pensando en grande y en el futuro, no en cien días. El cambio climático es una realidad y los fenómenos naturales como la Niña, dicen los expertos, serán cada vez más fuertes. Entonces no se puede construir como estaba, con madera. Tiene que ser, digamos con hormigón –y las cementeras pueden poner su granito de arena y cemento–. Todos tenemos que ayudar, las ladrilleras. Para ser gráficos, esto tiene que ser un trabajo en bloque. Que participemos todos, menos los corruptos.

Es la hora de aprovechar para hacer más turística la bella isla, atractiva a nivel mundial, con buenos hoteles, centros recreativos y deportivos, además de un hospital bien dotado, buenos colegios, mejor aeropuerto. ¿Qué tal unas viviendas firmes, coloniales, coloridas, con balcones, que todos quisiéramos conocer? Providencia puede ser el paraíso si se hace una inversión de interés nacional, con una gerencia.

Terreno hay. Hay personas que tiene lotes que el Gobierno podría comprar para desarrollar el programa. Es la oportunidad del presidente Duque. Y no solo en el archipiélago, sino en Chocó y en otras zonas olvidadas por donde suelen pasar los gobiernos como un ciclón. Juéguesela, Presidente.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.