Huele bien en Bogotá

Huele bien en Bogotá

En medio de malas noticias, hay cosas buenas como el metro elevado y el ejemplo de la minga.

23 de octubre 2020 , 09:25 p. m.

El coronavivos nos ha cambiado definitivamente la vida. El miedo hace presencia, pues ya vamos llegando a los 30.000 muertos en Colombia y en el mundo van 1,14 millones. Valor y ánimo a las familias.

Tal vez por cruel, el mal invisible ha despertado solidaridad y hasta afecto. Se nota en los mensajes que se cruza la gente con frases como “que ojalá todo esté bien junto a su familia”. O “cuídese mucho”. Claro que en este país estas mismas frases hay que decírselas a nuestros valerosos líderes sociales, pues los coronaviolentos han asesinado ya a 398 de ellos, y a 269 reinsertados de las Farc, que le apostaron a la paz. Que Dios los proteja, porque el Estado no ha podido.

Así mismo, la gran mayoría nos hemos vuelto medio expertos en los síntomas del terrible mal. Uno de ellos, no el principal, es la pérdida del olfato y el gusto. Roguemos para que los científicos acierten a ver si cesa esta horrible y larga noche y podemos abrazarnos, vernos sonreír, recuperar la confianza, los trabajos, la economía. Porque miles de empresas quebraron. Muchos se sienten más de malas que un economista en luna de miel al que se le contrajo el PIB. Ánimo. Toda noche, por oscura que sea, trae un amanecer, dijo el búho.

Los indígenas dieron ejemplo de civismo y respeto, dignos de admiración. Y entregaron limpios el Palacio de los Deportes y la plaza de Bolívar.

El olfato es uno de los cinco sentidos que Dios nos regaló, y hoy está de moda y percibe más alcohol que perfumes. Y feos olores, pues aquí hay ollas podridas por todo lado. Pero, en medio de malas noticias, hay cosas que huelen bien. Nunca pensé que me tocara ver iniciar las obras del metro elevado de Bogotá. Pero ya se firmó, por fin, esta semana el acta de inicio de los trabajos de la primera línea entre Bogotá y el consorcio chino. Ya no es un cuento chino, sino “un sueño que se hace realidad”, como dijo la alcaldesa Claudia López. Huele a progreso, a mejor calidad de vida, a desplazamientos más rápidos, a transporte limpio, pues será eléctrico totalmente.

Habemus metro después de unos 80 años de intentos, con un costo de 13 billones de pesos. Cae como una bendición en medio de esta crisis, pues habrá empleo para unas 18.000 personas entre directos e indirectos. Será una espectáculo cuando en 2027 esos vagones, con 1.800 personas en su barriga cada uno, se deslicen desde Bosa, donde queda el patio taller, que albergará hasta 60 vagones gigantes, hasta la calle 72.
Todos debemos subirnos al metro. Lo que no le cabe son celos políticos, que huelen mal. No pensé que me tocara, y espero que Dios nos permita ver gente bajarse en la 72 y que después suban al de Suba, la segunda línea, que quiere la alcaldesa.

Todo pinta bien. Habrá 10 de las 19 estaciones directamente conectadas con Transmilleno bajo techo, y se pagará con una misma tarjeta. El metro es un medio de equidad.

Huele bien en Bogotá. Aparte de esta firma histórica, esta semana ocurrió algo importante. Tuvimos marchas en completa paz, sin vándalos, encabezadas por la minga, que no debió tener que venir a Bogotá a exponerse. Ni una pedrada ni una flecha. Los indígenas dieron ejemplo de civismo y respeto, dignos de admiración. Y entregaron limpios el Palacio de los Deportes y la plaza de Bolívar. Huele a lección para todos. Pero huele mal que el presidente Duque se haya ido para el Chocó y no haya hablado directamente con los líderes indígenas. Eso chocó. Indio no oído, indio ido. Menos mal, la alcaldesa Claudia López los recibió.

Pero lo que acaba de pasar es esperanzador, dice que entre todos –el metro es el ejemplo– se pueden hacer grandes cosas. Y que podemos hablar en paz, cara a cara, sin que se tengan que hacer señales de humo. O sin hacernos humo.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.