Colombia debe tomarse en serio el control fiscal

Colombia debe tomarse en serio el control fiscal

Es necesario que quienes han sido condenados paguen inmediatamente lo que le deben a la sociedad.

14 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Uno de los principales mecanismos de sanción de la corrupción en el mundo es el control fiscal. A través de esta herramienta es posible que quienes se apropiaron o les dieron un mal manejo a los recursos públicos tengan que pagar todos los perjuicios que han ocasionado. Adicionalmente, este instrumento reduce el impacto de la corrupción, pues permite recuperar gran cantidad de los recursos apropiados y divulga el mensaje de que ningún funcionario se puede quedar con el dinero que le ha robado al erario.

En Europa se recuperan millones de euros del Estado a través de los tribunales de cuentas, que ejercen el control fiscal. En Colombia la situación es totalmente diferente. Este sistema es administrado por organismos de control que no están en la Rama Judicial y carecen de los instrumentos necesarios para hacer cumplir efectivamente sus decisiones.

Según la Auditoría General de la República, anualmente se recupera menos del 4 por ciento de los recursos a través del sistema de control fiscal, cifra que a nivel territorial disminuye a solo un 0,6 por ciento. La Contraloría General de la República ha realizado investigaciones muy importantes contra la corrupción, y gracias a su intervención se han descubierto hechos tan graves como los de Reficar.

¿Qué ejemplo les dan a los colombianos los políticos que hoy se muestran como los adalides de la moral si ni siquiera son capaces de cumplir los fallos emitidos en su contra?

Lamentablemente, la legislación sobre el control fiscal en Colombia es tan engorrosa y mal diseñada que es proeza obtener un fallo de responsabilidad.

Lo peor es que, incluso en los pocos casos en los que se logra una condena, termina siendo imposible que los corruptos le paguen un centavo al Estado. Aunque parezca increíble, cerca del 83 por ciento de los recursos que tienen fallo de responsabilidad fiscal no son recuperados, lo cual se debe a la tradicional costumbre colombiana de insolventarse y a la utilización de todo tipo de mecanismos de litigio estratégico para evitar el pago.

Muchos políticos en Colombia que hoy se muestran como los grandes adalides de la moral han sido condenados fiscalmente; por ejemplo, Claudia López o Gustavo Petro se creen tan por encima del bien y del mal que no cancelan ni un centavo, y cuando se les pide que lo hagan utilizan inmediatamente alguna estratagema para evitar su cumplimiento. Recursos, tutelas, demandas contenciosas, solicitud de medidas cautelares. En fin, todo vale con tal de no pagar sus deudas con el Estado.

Al final siempre habrá algún tribunal nacional o internacional al que convenzan, porque son expertos en litigio estratégico, y si no ceden ante sus pretensiones se declaran perseguidos políticos de la justicia. Su influencia en los medios y las redes sociales se volvió tan grande que amedrenta a los jueces y funcionarios que deben tomar decisiones en su contra, pues cada persona que osa condenarlos debe soportar una cascada de señalamientos en su contra.

Otro de los grandes problemas del control fiscal es su descentralización. En vez de tener una sola Contraloría, en Colombia existen decenas de contralorías departamentales y distritales totalmente desconectadas entre sí y sin los recursos suficientes para hacer investigaciones profundas sobre los hechos de corrupción. Al final, la labor de todos estos entes se estorba entre sí y no se obtienen resultados eficaces.

Ante este escenario se hace necesario centralizar y endurecer el control, pero sobre todo impedir que quienes han sido condenados se rían de la justicia y en vez de ello procedan a pagar inmediatamente lo que le deben a la sociedad.

Colombia debe tomarse en serio el control fiscal y las personas que han sido condenadas, pagar inmediatamente lo que adeudan. ¿Qué ejemplo les dan a los colombianos los políticos que hoy se muestran como los adalides de la moral si ni siquiera son capaces de cumplir los fallos emitidos en su contra?

LUIS FELIPE HENAO

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.