close
close
Secciones
Síguenos en:
¿Qué se siente perder?

¿Qué se siente perder?

¿Será que la superación está en los que saben la respuesta a este interrogante?

12 de enero 2022 , 08:00 p. m.

El 2021 será un año muy difícil de olvidar. Cientos de miles de muertos por la pandemia, protestas en nuestro país como nunca antes se habían visto, una reforma tributaria y ministros tumbados fueron algunos de los aspectos más representativos de nuestro país, pero ¿se avecinan mejores tiempos?

(También le puede interesar: ¿Ya no hay políticos decentes?)

Nuestro mundo se enfrenta a grandes y complejos problemas que requieren profundas y serias reflexiones. Lastimosamente, la inteligencia parece no encontrar espacio ante la estupidez y la superficialidad que domina nuestros tiempos. Hoy, con el dominio digital, los personajes que gozan de mayor fama no son para nada agentes de cambio, ni mucho menos vendedores de valor o conocimientos para la sociedad; como diría el filósofo y escritor italiano Umberto Eco: "Las redes sociales le han dado voz a una legión de idiotas", o el mejor ajedrecista de todos los tiempos Gari Kaspárov, quien en una entrevista que concedió para El Tiempo, afirmaba que internet es como un gran megáfono dónde todos pueden gritar, el problema es que quienes más gritan son personas sin principios, ideas, ni escrúpulos, de allí el actual y marcado dominio de las fake news.

Ahora bien, el mundo de la política tampoco escapa de las tonterías de nuestra era, y peor aún, debemos sumarle la sumida y profunda corrupción que gobierna este campo. Nos encontramos ante líderes tibiamente preparados, la mayoría corruptos, y otros que se creen influenciadores o youtubers, pero de administrar, crear o producir cambio y mejoras para nuestra agobiada sociedad más bien muy poco. Así las cosas, ¿qué debemos hacer?

Busquemos gente honesta, preparada, con principios y gallardía, gente que haya perdido, que se haya caído, pero que se haya levantado con la frente en alto y siga luchando.

Si bien yo no soy quién para dar consejos, ni mucho menos pretendo ser un faro de luz ante la adversidad, personalmente considero que la revolución está en nosotros mismos, no es sano hacerle campaña al corrupto, no es prudente guardar silencio ante las injusticias, no es correcto ser indiferente. En lo privado se puede ser un dundo con fama y dinero, pero en lo público el salario de ese necio lo pagamos todos, no patrocinemos más pendejos, nuestro país no aguanta más. Busquemos gente honesta, preparada, con principios y gallardía, gente que haya perdido, que se haya caído, pero que se haya levantado con la frente en alto y siga luchando.

En la vida todo el tiempo estamos intentando ganar; en los juegos cuando niños, las notas en el colegio, un trabajo, el amor de alguien, una discusión, un amigo, una pelea… El problema es que lo único que de verdad nos enseña es perder, caernos, sufrir, pero ¿por qué?, ¿qué se siente perder?, ¿será que la superación está en los que saben la respuesta a este interrogante?

Sin duda, nos espera un 2022 lleno de cambios, tendremos nuevo Congreso y Presidente. Ojalá que para la mayoría de nosotros sea un año repleto de aprendizajes y de caídas que nos permitan, al menos, ser cada día más humanos.

LUIS FELIPE GÓMEZ

(Lea todas las columnas de Luis Felipe Gómez en EL TIEMPO, aquí)

Más de Luis Felipe Gómez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.