Secciones
Síguenos en:
Corrupción en Cundinamarca

Corrupción en Cundinamarca

Más de 90 funcionarios han sido investigados y sancionados por "el volteo de tierras" en el POT.

27 de octubre 2021 , 08:00 p. m.

Para nadie es un secreto el atractivo tan grande que despierta Cundinamarca para los corruptos. Su cercanía con la capital colombiana lo convierte en un jugoso y preciado activo que de muchas y variadas formas se puede explotar.

(También le puede interesar: ¿Es la política democrática una mera utopía?)

Durante los últimos 8 años, más de 90 funcionarios, entre alcaldes, concejales, funcionarios de alcaldías (especialmente de las secretarias de planeación) y de la CAR han sido investigados y sancionados en Cundinamarca por temas relacionados con los planes de ordenamiento territorial –POT–, escándalos que se conocen como “volteo de tierras”. Dentro de esta desafortunada lista encontramos los municipios de San Cayetano, Cajicá, Funza, Tenjo, El Rosal, Facatativá, Tocancipá, Mosquera, Madrid, Chía, Funza y Nemocón.

¿De qué se trata? Es una modalidad que involucra a los planes de ordenamiento territorial, la cual consiste en realizar cambios irregulares de suelos agrícolas y ambientales a urbanos para favorecer la construcción y cuyos efectos van desde la baja calidad de proyectos inmobiliarios, la falta de agua y de vías hasta la afectación de suelos estratégicos para la sostenibilidad territorial , además de dañar el medio ambiente. Pero ¿y cómo es el negocio para los corruptos?, las modalidades son tantas como la imaginación de los bandidos se los permita, no obstante, existen principalmente las siguientes tipologías: 1) Los políticos a través de familiares y amigos compran predios rurales a muy bajos costos, para después cambiarles la destinación a estas tierras, pasando de rural a urbano, y entonces los venden cinco veces más caros del valor por el cual se los compraron a campesinos y personas humildes. 2) Conceden licencias de construcción donde antes no se podía construir, pues le cambiaron la destinación al terreno, y reciben a cambio coimas por parte de las constructoras y empresas de ingeniería.

Ahora bien, Zipaquirá parece que todavía no se ha metido en el negocio del volteo de tierras ¿o sí? Actualmente cursa en la alcaldía de Zipaquirá, liderado por la secretaría de Planeación, un proyecto que busca cambiar el POT del municipio, aumentando la ciudad en cerca de 270 hectáreas, ¿estará esto cumpliendo con la norma? ¿El alcalde y los distinguidos ponentes de dicha reforma han pensado en el agua necesaria para la cantidad de predios que fruto de esto se van a construir? ¿Acaso hicieron análisis de alcantarillado, vías y factores ambientales? ¿Tendrán todas las certificaciones y conceptos técnicos necesarios en regla? Y ¿son todos auténticos? Pero ¿por qué hacer todas estas preguntas?

Actualmente cursa en la alcaldía de Zipaquirá, liderado por la secretaría de Planeación, un proyecto que busca cambiar el POT del municipio, aumentando la ciudad en cerca de 270 hectáreas.

El pasado mes de agosto de 2021, la Fiscalía imputó cargos contra el exalcalde de Tocancipá Walfrando Adolfo Forero Bejarano y tres de sus entonces funcionarios por presuntas maniobras ilícitas en las que habrían incurrido para construir viviendas de interés social en zonas de reserva ambiental y agrícola. Resulta curioso que uno de esos tres funcionarios involucrados es la exsecretaria de Planeación de Tocancipá Zulma Marcela Santos, quien increíblemente es hoy en día la secretaria de Planeación de Zipaquirá ¿No debía pedirle su renuncia inmediatamente el señor alcalde de Zipaquirá a esta señora?

Y no solo eso, el 14 de septiembre de 2020 la Procuraduría General de la Nación profirió pliego de cargos al exalcalde de Cajicá Óscar Mauricio Bejarano Navarrete (2012-2015) por presuntas irregularidades en la modificación del Plan Básico de Ordenamiento Territorial –PBOT–, y hoy en día el señor Bejarano es asesor de la alcaldía de Zipaquirá. Parece que fuera una broma de mal gusto, pero es la realidad en nuestro querido municipio de la sal. Cabe preguntarse, ¿en que estarán asesorando estos señores? ¿Por qué mis impuestos sirven para financiar estos personajes? ¿Estos nombramientos no resultan un irrespeto del alcalde a los zipaquireños? ¿Por qué poner al ratón a cuidar el queso? ¿Acaso no hay gente idónea y sin estas manchas en Zipaquirá? Si bien hasta ahora estas personas están siendo investigadas, resulta bastante triste, por no decir sospechoso, que sean ellas precisamente las que hoy en día trabajen en una alcaldía que pretende aumentar la zona urbana en semejante cantidad. Para recordar: a la ministra Abudinen le avisaron en medios que ese contrato venía con “cositas” y que las personas alrededor del mismo no tenían un buen pasado…

Por último, y no menos importante, recientemente nos enteramos de que el exalcalde de Zipaquirá José Caicedo está siendo investigado por delitos relacionados con la corrupción, razón por la cual renunció como representante a la Cámara y se encuentra privado de la libertad en su domicilio, pues la autoridad encontró que este señor estaba, al parecer, direccionando a los testigos del proceso que se le adelanta. Vale la pena destacar que Caicedo manifestó que él sí los llamo, pero para asegurase de que fueran a testificar, ¿qué gran hombre no?

Como si lo anterior no fuera suficiente, hoy vemos como candidato a la Cámara de Representantes al hijo del señor Caicedo, un joven llamado Diego, y quien según se ve en redes sociales parece ser la luz que nos hacía falta en el departamento. Qué hombre más preocupado por estas tierras... En el último mes ha visitado varios municipios de Cundinamarca. No sé cómo se patrocina esta campaña, pero viaja, que es lo importante. Y si a usted le surgen las siguientes preguntas: ¿por qué ahora que su padre está preso le dio por ser político en Cundinamarca? ¿Qué estudios y experiencia tiene? o ¿No sería lo correcto esperar que termine la investigación de su padre para lanzarse?, es mejor que no se las siga haciendo, pues, a continuación, demostraré que este candidato sí es idóneo. Me permití investigar su hoja de vida para probarlo. En este análisis vamos a pararnos sobre tres características que, considero, debe tener un político de verdad; es decir, uno honesto que quiere servirle a la gente. A saber: 1) Experiencia, 2) Educación, y 3) Principios. Con relación al primer requisito, la experiencia, debo decir que hay que darle la oportunidad para que empiece a tenerla, no importa que el departamento requiera alguien de verdad idóneo que nos ayude a superar el desempleo y la pobreza. Ahora, con relación a los estudios, es un joven profesional, como millones, y así otros tengan muchísima más preparación, este candidato al menos tiene el dinero de su padre para hacer campaña. Finalmente, en atención a los principios y la ética, pues quería decir que estos se enseñan y practican en casa, en el hogar, algo así como –somos el ejemplo de nuestros padres– pero también a veces la gente los aprende afuera de su familia. ¿Por qué no?

Amigos cundinamarqueses, no es mentira cuando nos dicen que el cambio depende de nosotros. Llevamos décadas manejados por corruptos, busquemos y apoyemos gente nueva, honesta, capaz, preparada. No más los mismos inescrupulosos de siempre, ni sus familiares o amigos. La justicia social no viene de la mano de la corrupción, quienes acompañan a los corruptos y a sus campañas son igual de culpables que aquellos.

LUIS FELIPE GÓMEZ ÁVILA

(Lea todas las columnas de Luis Felipe Gómez en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.