¡Gloria al bravo pueblo!

¡Gloria al bravo pueblo!

Tenemos una grave crisis con Venezuela, no se puede desconocer. El tema de fondo es la migración.

31 de agosto 2019 , 11:17 p.m.

Tenemos una grave crisis con Venezuela, no se puede desconocer. Frontera en el Catatumbo dominada por el Eln, y su retaguardia activa protegida por la Guardia Nacional; narcotráfico y terrorismo de esa guerrilla y de grupos armados organizados que operan desde territorio venezolano con apoyo de sus autoridades, usando desde allá pistas clandestinas y vías marítimas, carreteras e insumos; robo de combustible que ahora suple en Venezuela la escasez del propio.

Algo parecido empieza en Arauca. La Guajira, en peligro de contagio. El Eln dijo hace años que se declaraba defensor de la revolución chavista y parte de sus milicias; cosa parecida podría estar sucediendo con las disidencias porque ambos casos, Eln y disidencias, son útiles para el régimen de Maduro, urgido de contar con toda ayuda, todo apoyo para permanecer en el poder. Y Cuba –¡la isla bella!– ahí. Ha manifestado siempre cercanía con el Eln, más que con las antiguas Farc. Confía más en los ‘elenos’ y también los ve como ayuda en momentos en que Maduro podría caer y con él, toda la seguridad energética cubana. Mientras esta contingencia para Cuba no se solucione, lo he dicho, no habrá cambios en Venezuela; y ¡ojo que ya viene Cristina desde la pampa otra vez!

El tema de fondo es la migración. Si se concreta lo que dicen las encuestas, que hay otros tres y medio millones de venezolanos listos a emigrar, llegaríamos a altos niveles de riesgo en materia laboral, riesgos humanitarios, de salud pública, alimentación, educación y seguridad, porque los candidatos a salir siempre tendrán como primera opción geográfica y humana a Colombia.

Hoy debemos estar rondando los dos millones de hermanos venezolanos en nuestro suelo: si usted contrata una obra en su casa o finca, aparece un venezolano; o visite un restaurante y oiga los acentos; haga soldar un aparato metálico, o busque un gerente para un pequeño negocio, o pida a Rappi: ahí está el hermano venezolano.

El Banco de la República hizo un estudio, hace año y medio, en el que, con niveles de medio millón de inmigrantes del vecino, nuestro empleo no sufriría, y más bien se favorecerían el consumo y la inversión. Pues debería el banco hacer simulaciones con los posibles cinco millones de venezolanos a los que podríamos llegar en breve. Son los sistemas de Naciones Unidas e Interamericano y EE. UU. los que deben medir estas consecuencias y empezar a planear las acciones y los recursos necesarios para enfrentar con generosidad y a tiempo este riesgo.

Lo hecho hasta ahora está bien; es insuficiente ante la contingencia probable. A los números se suma la calidad de grupos que el propio Gobierno venezolano expulsa a modo de marielitos, como ladrones, prostitutas, violadores y uno que otro agente de inteligencia.

Razón tiene Julio Londoño al alertar sobre la gravedad de la crisis. Su experiencia y buen juicio indican que esta es más grave que la de la corbeta Caldas. Se ven movimientos militares de la Fuerza Bolivariana en la frontera, incursiones en nuestro territorio, incidentes, amenazas, que lo que buscan es provocar. Las FF. AA. venezolanas están desmanteladas y desfinanciadas, poco entrenadas y sin moral, pero que pueden hacer daño grave, no lo dudemos. Guerra en la frontera, paz adentro. Y las medidas de EE. UU. empeorarán la situación de Maduro y acelerarán la decisión de tres millones y medio de venezolanos de irse de su patria a Colombia.

Insisto en que el presiente Duque debería llegar a acuerdos con el gran centro político nacional sobre la economía, la justicia, Nicaragua, el desarrollo rural y otros asunticos. Si estos no parecieran ameritar el esfuerzo, la crisis con Venezuela, sí, sin ninguna duda.

LUIS CARLOS VILLEGAS

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.