El gran retroceso

Hace falta que los aspirantes a reemplazar a este gobierno sean conscientes del retroceso postcovid.

18 de febrero 2021 , 09:25 p. m.

Al escribir estas líneas estábamos en el puesto 11 entre los 221 países que se miden para la pandemia, con un número de contagios parecido al de Alemania, Turquía e Italia; y de muertos mayor al de Indonesia o Sudáfrica, con más población. Los 2’200.000 casos de covid y las 58.000 muertes asociadas al virus en nuestro país nos han hecho, con razón, pasar por alto el terrible retroceso económico sufrido en el 2020, annus horribilis. La prosperidad está en serio riesgo por la pandemia.

El PIB cerró para diciembre en 271.000 millones de dólares, el nivel más bajo desde 2009; perdió nuestra economía 50.000 millones frente a 2019 y 60.000 millones frente a 2018. Esto porque, en dólares, la economía se contrajo también en 2019 frente a 2018, sin pandemia. Segunda tragedia: el ingreso de cada colombiano se redujo 800 dólares el año pasado comparado con 2019 y 1.300 frente a 2018, dejándonos en un pobre nivel de US$ 5.400 per cápita, es decir, el PIB por habitante de hace doce años. Cuando llegamos a soñar que nuestra economía llegaría a producir medio billón de dólares, que seríamos la cuarta nación en Latinoamérica en alcanzar ese hito revolucionario para la clase media, perdimos una generación por el lado del ingreso.

Tercera tragedia: la deuda externa significó en 2020 55 dólares de cada 100 de producción e ingreso, más del doble de hace apenas 8 años. El crecimiento de la deuda externa 2018-2020 fue de 15 puntos del PIB; la deuda pública total, pesos y divisas, sigue el mismo comportamiento y se ubica en un astronómico 64 % del producto. Lo mismo el déficit fiscal, que llega a un azaroso 6 %. La próxima generación tendrá que trabajar más duro para pagar la deuda que queda. Y sacar más petróleo, gas, carbón, hierro, oro y cobre; exportar más manufacturas, agro y turismo; atraer inversión; ahorrar. Cuidar al sector financiero.

Cuarta tragedia: el comercio exterior, con buen comportamiento de las exportaciones no mineras, comparadas con la región, cayó 20.000 millones de dólares en 2020 frente a 2019 y el déficit de la cuenta corriente es alto. Solo por los 7.000 millones de dólares de remesas de colombianos afuera, inciertas como difícil es el futuro económico de los países de origen, la cuenta corriente es financiable. El nivel de inversión bajó a un modesto 18,8 % del PIB, el mismo de 2010.

Quinta: el desempleo subió a los niveles de finales del siglo XX. Hoy el número de colombianos ocupados, menos de 20’000.000, es parecido al de hace 10 años, cuando teníamos 6’000.000 de habitantes menos.

Sexta: la pobreza subió en el 2019 sin covid; y en 2020, con el virus. El indicador de equidad más usado, el coeficiente Gini, que venía bajando sin excepción desde 2010 hasta 2018, volvió a subir en 2019 y 2020.

Las buenas noticias provienen de la cobertura universal en salud, reservas internacionales altas, inflación baja y las tasas de interés más bajas en décadas; bien por la anterior administración del Banco de la República. Y bien por el agro, que sacó la cara por lo demás.

Molesta a todos que hayamos empezado a vacunarnos tarde; pero nos vacunarán, de todos modos, entre Pfizer, Moderna y la Dian. Pero hace falta que los aspirantes serios a reemplazar a este gobierno sean conscientes del retroceso postcovid, especialmente en la estabilidad de la clase media y, por ende, de nuestra democracia.

Para esas familias que se ven de regreso a la pobreza debemos proponer las salidas y los subsidios, las ayudas y los empleos, la educación de los hijos, la protección de mayores y niños, la vivienda nueva y la formalización de los rebuscadores, que les devuelvan el rumbo, la esperanza y las tranquilicen. Esa es la agenda de la gente; no las florituras ideológicas ni las jugaditas con manzanilla que manan de las botijas politiqueras.

Es la economía, damas y caballeros. Lo demás es estupidez.

Luis Carlos Villegas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.