Secciones
Síguenos en:
Turismo oficial

Turismo oficial

¿Quién reemplaza al Presidente y a la Vicepresidenta mientras ambos están fuera del país?

19 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

En su reciente gira internacional, que se inició en Escocia para culminar semanas después en Israel y en los Emiratos Árabes, el primer mandatario, Iván Duque, llevó consigo una numerosa comitiva. La encabezaba la doctora María Paula Correa, jefa del gabinete presidencial, e incluía, además, varios ministros del despacho y funcionarios de carteras relacionadas con el viaje, como las de Ambiente, Minas, Transporte y Agricultura. Entre ellos viajó también el ministro de Defensa, Diego Molano, quien no pierde oportunidad para meter la pata. En esta ocasión, el ministro declaró olímpicamente que Irán era un país enemigo de Colombia, afirmación que fue desmentida de inmediato por el presidente Iván Duque: "Colombia no tiene enemigos, sino contradictores", le explicó el mandatario a su polémico y desinformado funcionario.

(También le puede interesar: Así lo cazamos)

Otro de los invitados al recorrido que le organizaron al señor Presidente fue su fiel y eterno consejero Luigi Echeverri, quien, según dicen, siempre forma parte de la comitiva presidencial, vaya a donde vaya el jefe de Estado. Y como el mandatario viaja mucho, por oficio y porque le encanta viajar, Echeverri disfruta permanentemente de esas buenas oportunidades. En esta ocasión, todo indica que el avión presidencial iba repleto. Además de ministros y funcionarios que probablemente sí debían viajar, también acompañaron al señor Presidente su esposa, María Juliana Ruiz; sus tres hijos, algunos inversionistas y unos invitados del primer mandatario. Entre estos últimos iba también su hermano Andrés, quien suele acompañar al Presidente en sus giras internacionales.

En medio de tanto problema, este quizás no era el momento más necesario ni más urgente para que tanto el Presidente como la Vicepresidenta salieran de correría.

Mientras el presidente Duque estaba cumpliendo funciones oficiales fuera del país, en Bogotá debería estar reemplazándolo la señora vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, ya que una de las responsabilidades de tan alta dignataria es asumir las funciones del Presidente durante sus ausencias. Pero resulta que en este lindo país, que ya no venera en primer lugar al Sagrado Corazón de Jesús sino a la Virgen de Chiquinquirá, los funcionarios pueden hacer lo que quieran. Por eso, la Vicepresidenta y Canciller, en lugar de estar en Colombia reemplazando a su jefe, también estaba de viaje. Entonces, la gente se pregunta: ¿quién reemplaza al Presidente y a la Vicepresidenta mientras ambos están fuera del país? Está el ministro delegatario con funciones presidenciales.

Pero en medio de tanto problema, este quizás no era el momento más necesario ni más urgente para que tanto el Presidente como la Vicepresidenta salieran de correría por varios países, aunque sin duda estos viajes pueden ser mucho más interesantes, y muchísimo más entretenidos. Pero resulta que los funcionarios que disfrutan del salario que pagan los contribuyentes tienen obligaciones que cumplir. Y mientras ellos tomaban las de Villadiego y recorrían el mundo, Colombia, este país tan necesitado y con tantos problemas, aparentemente quedaba al garete, al vaivén de quién sabe quién.

Incluida su asistencia a la decepcionante COP26, en Glasgow, esta última gira parece haber sido un paseo más. Aparte del estrecho abrazo que Iván Duque le dio en París al señor presidente de Francia, Emmanuel Macron, poco se supo de las gestiones y actuaciones cumplidas por el mandatario colombiano en ese país. Donde sí hubo mucha actividad y al parecer se concretaron algunos acuerdos y negocios fue en Israel y en Dubái.

Pero la satisfacción y la euforia por las tareas cumplidas y por los acuerdos firmados se vieron salpicadas por la metida de pata del ministro de Defensa, Diego Molano. No deja de llamar la atención que un alto funcionario como el ministro de Defensa, obviamente ignorante en asuntos de relaciones exteriores, incursione indebida e indelicadamente en el campo de acción de la Cancillería y genere desavenencias innecesarias e indeseables con un país como Irán.

LUCY NIETO DE SAMPER
lucynietods@gmail.com

(Lea todas las columnas de Lucy Nieto de Samper en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.