Peligrosos vecinos

Peligrosos vecinos

Mientras Colombia trabaja duro contra la pandemia, esta se dispara en otros países por negligencia.

10 de abril 2020 , 10:44 p.m.

Para ponerle freno a la pandemia que no da tregua y continúa contaminando a la humanidad, en Colombia el Gobierno ha dictado drásticas medidas para proteger a la población. Una de ellas fue decretar el aislamiento obligatorio. Y luego prolongarlo. Y mientras médicos y enfermeras están entregados a atender a los miles de enfermos infectados con el misterioso coronavirus, los científicos, aislados en sus laboratorios, investigan sobre su procedencia, sobre sus efectos y sobre cómo producir una vacuna para poder contrarrestarlo.

Cualquiera pensaría que en los países vecinos, autoridades y galenos estarían haciendo lo mismo. Pues no. Para desgracia nuestra, en Brasil, por ejemplo, el presidente Bolsonaro no le dio la menor importancia al misterioso y pavoroso virus y no tomó a tiempo ninguna medida para proteger a la población. Por lo tanto, en menos de nada, el país se llenó de enfermos de coronavirus. Y, hoy, Brasil es la nación más contaminada de la región. Por lo tanto, es en donde hay más enfermos y donde crece a diario el número de muertos. Es el país de Suramérica en donde hay más peligro de contaminación.

Al otro extremo, en el Ecuador, en donde al parecer las autoridades no actuaron con la obligada celeridad para poder proteger a la población, el misterioso covid-19 está haciendo estragos. En Guayaquil, porque no ha habido atención inmediata a los enfermos infectados, tal vez por falta de médicos especialistas, tal vez por falta de medicamento, o tal vez por falta de camas en los hospitales, los enfermos se están muriendo en las calles. Se ven los cadáveres amontonados en las aceras. Esa dolorosa realidad es también peligrosa para Colombia, país vecino.

Una frontera de más de mil kilómetros une, o separa, a Colombia de Venezuela, el país más rico de Suramérica hoy casi en la ruina. Dominado por una dictadura que, además de alojar subversivos y bandidos colombianos, es nido de narcotraficantes. Entre ellos figuran –como lo afirma el gobierno gringo– el presidente Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y otros dirigentes. En cuanto a salud y a coronavirus, nadie sabe qué pasa allá. Puesto que Maduro miente, un día sí y otro también, es imposible saber la verdad. Para Colombia, esa incógnita es preocupante. Es imposible saber cómo defenderse de posibles contagios.

Para colmo de males, cerca de San Andrés queda Nicaragua, país dominado por el dictador Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, pareja que desde hace un mes no aparece por parte alguna. Se sabe que ellos no se ocuparon de tomar medidas para proteger a la población de los efectos de la pandemia que ha plagado el universo de enfermos y de muertos. Por consiguiente, los nicas se pasean por su país como si el coronavirus no existiera. Un gobierno escondido, cuando el mundo enfrenta la mayor crisis de salud, es más que una vergüenza. Dejar a todo un país sin protección, cuando el mundo entero lucha contra una pandemia, podría ser un delito.

Más al norte, la salud empeora día por día. En México, como recordó Mauricio Gómez, en Caracol, el presidente Amlo, redomado populista, invita a la gente a abrazarse, a salir a restaurantes, a llevar la vida como si no existiera el coronavirus. Cree que el pueblo agradece que no le imponga restricciones por causa de la pandemia. Pero meterle populismo a una crisis sanitaria es una insensatez, por decir lo menos.

Para Donald Trump, más importante que la salud es su reelección. Como escribe el doctor José Fernando Isaza, en ‘El Espectador’: “La catástrofe de la epidemia en EE. UU. se debe en parte a estar gobernados por un ególatra que, además de debilitar el sistema de salud, ha sido persistente en negar la evidencia científica”.

En resumen: mientras en Colombia médicos y autoridades trabajan duro contra la pandemia, esta se dispara en países del continente por irresponsabilidad o negligencia de sus respectivos gobiernos.

LUCY NIETO DE SAMPER
lucynietods@gmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.