Más y menos del primer paso

Más y menos del primer paso

En este primer mes, aunque solo tiene 40 % de aprobación, el gobierno Duque ha dado buenos pasos.

01 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

La lluvia que empapó a los invitados, el viento que tumbó los cartones azules que ocultaban las columnas del Capitolio, el bonito mas poco apropiado arreglo floral tras la silla presidencial enmarcaron la posesión del presidente Iván Duque, en la plaza de Bolívar.

Golpeado por una turbulenta naturaleza y tal vez sorprendido por el agresivo e inesperado discurso del presidente del Senado, Ernesto Macías, el presidente Iván Duque, en su primera intervención oficial, repitió sus propuestas de campaña, insistió en su deseo de buscar la unión, la concordia, la paz y reiteró su intención de gobernar sin usar espejo retrovisor. Disposiciones totalmente contrarias a la posición asumida por el Centro Democrático, que se estrenó como partido de gobierno con una página negra llena de ataques al gobierno pasado. Publicidad política pagada que apareció el 7 de agosto en los grandes diarios.

Terminada la ceremonia en la plaza de Bolívar, el presidente Duque procedió a conformar su gabinete. Por primera vez hay un gabinete paritario. Nombró ocho ministros y ocho ministras, casi todos expertos en sus respectivos oficios. Por primera vez, los ministros no fueron escogidos en representación de los partidos políticos, lo cual le cayó bien a la ciudadanía. Pero mal a los políticos de profesión, acostumbrados como están a ser los eternos elegidos. Antes de que ese avispero comenzara a alborotarse, el presidente Duque cogió camino.

La Fuerza Pública, las Fuerzas Armadas, la gente honrada están luchando contra todos ellos. La guerra anticorrupción está declarada.

Su primera semana de trabajo la dedicó a estudiar in situ los problemas de San Andrés, el Catatumbo, Nariño, Vichada. Y en Girardot, patria chica de Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, a la manera del gobierno Uribe, celebró un primer consejo comunitario, ahora llamado ‘Construyendo país’.

Teniendo en cuenta que el senador Álvaro Uribe fue quien impulsó a Iván Duque a que llegara adonde llegó y que el Centro Democrático es el partido de gobierno, se podría pensar que el Presidente no daría un paso sin su venia. Sin embargo, por lo que se ha visto, Duque está actuando sin tener en cuenta qué dice Uribe ni qué piensa el CD. Por lo pronto, aunque Uribe y el CD quisieran manejar a Duque como una marioneta, él está haciendo lo que quiere. Y, en uso de sus prerrogativas y sin tener en cuenta que Uribe a última hora ordenó votar No a la consulta anticorrupción que él ya había aprobado, el Presidente votó a favor de esa consulta y dio ejemplo madrugando a hacerlo.

La extraordinaria votación a favor de esa consulta fue un triunfo de la ciudadanía, en particular de Claudia López, quien, para promoverla, recorrió hace un año el país y consiguió 4 millones de firmas. Luego de la evidente derrota de Álvaro Uribe y sus afines, el presidente Duque invitó a la Casa de Nariño a los promotores de la consulta y a representantes de los partidos políticos. Allá estuvieron Claudia López, Angélica Lozano, Roy Barreras y otros políticos, entre ellos nadie menos que ‘Timochenko’, presidente del partido de la Farc.

Además, el presidente Iván Duque, en llave con el procurador Fernando Carrillo, funcionario que goza de gran credibilidad, radicó en el Congreso un paquete de medidas contra la corrupción, en todas sus categorías y en todos los estadios. Esos corruptos tendrán que pagar hasta 20 años de cárcel. La Fuerza Pública, las Fuerzas Armadas, la gente honrada están luchando contra todos ellos. La guerra anticorrupción está declarada.

En este primer mes, aunque solo tiene 40 por ciento de aprobación, el gobierno Duque ha dado buenos pasos. Otros no tan buenos, como querer gravar con IVA toda la canasta familiar. Y han caído mal los nombramientos diplomáticos. ¿El peor? Alejandro Ordóñez en la OEA. Un exprocurador destituido, pues su reelección fue fraudulenta, no merecía representar a Colombia ante un organismo internacional.

Claro que el gran paquete de proyectos del Gobierno sigue en veremos. Y, para varios economistas, el Gobierno no ha arrancado todavía. Creo que hay que darle tiempo al tiempo. Amanecerá y veremos.

LUCY NIETO DE SAMPER
lucynietods@gmail.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.