Secciones
Síguenos en:
Abusivas y tendenciosas persecuciones

Abusivas y tendenciosas persecuciones

El propósito del Fiscal parece ser sacar del ruedo a Sergio Fajardo, un aspirante serio y respetuoso

09 de abril 2021 , 09:25 p. m.

El fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, quien fue compañero de estudios del señor presidente de la República, Iván Duque, en la Universidad Sergio Arboleda, y de quien sigue siendo un gran amigo, como funcionario tiene la obligación de actuar con total independencia del poder presidencial. Lo mejor, según dicen los que saben, es que el Fiscal General nunca sea un amigo personal del Presidente. En todo caso, la obligación de Barbosa es no mezclar sus deberes y obligaciones con la estrecha amistad que tiene con el primer mandatario, su gran amigo.

La obligación y el deber del Fiscal General, por disposición constitucional y en aras de la solidez institucional, es actuar siempre con total y absoluta independencia del poder central. Habría que investigar cómo es ahora esa relación Fiscalía-Presidencia. Difícil que exista absoluta imparcialidad entre amigos tan cercanos.

En cuanto respecta a las actividades y actuaciones de Francisco Barbosa como fiscal general, lo cierto es que no ha pasado inadvertido. Y no precisamente por el cabal cumplimiento de sus deberes, sino por las libertades que se ha tomado para ejercerlos, pues comenzó a sacarle provecho a su cargo desde el primer día. Como funcionario de alta categoría, su primera gran avivatada fue haber escogido, como lugar de trabajo durante un largo puente festivo, nada menos que las islas de San Andrés y Providencia, a donde voló acompañado de su familia y de una amiga de su hija. Seguramente se gozó esa estadía, y de pronto pudo trabajar y hacer compras. Y los ciudadanos pudimos registrar su afición a pasarla bien.

La obligación
y el deber del
Fiscal General,
por disposición
constitucional y
en aras de la solidez
institucional, es
actuar siempre
con total y absoluta
independencia del
poder central.

En ese viaje, durante el cual pudo disfrutar de todas sus prerrogativas, el poderoso fiscal Barbosa se pasó de vivo. De remate, nos dio a todos un pésimo ejemplo, pues hizo más que evidente que, en su condición de alto funcionario, no tuvo reparos en abusar de ese poder, sin que entidad alguna se atreviese a controvertirlo o ejerciera sus facultades para controlarlo.

El Fiscal bien sabe que desde esa alta posición él puede hacer y deshacer según lo que se ajuste a sus creencias e intereses o concuerde con sus propias conveniencias. Por eso mismo persigue a quienes no pertenecen a su corriente política. Por ejemplo, en vista de que el ciudadano antioqueño Sergio Fajardo puntea en todas las encuestas como el más fuerte aspirante a la primera magistratura para el período 2022-2026, el Fiscal General comenzó a atacarlo.

Para ello tuvo que remontarse a la época en la cual Fajardo fue alcalde de Medellín o gobernador de Antioquia, hace más de 9 años, para atacarlo por supuestos errores o equivocaciones durante su gestión.

Todas esas movidas de Barbosa tienen un único propósito: perjudicar la candidatura presidencial de Sergio Fajardo, serio y respetable dirigente antioqueño, quien hace 3 años estuvo a un paso de pasar a segunda vuelta en la contienda presidencial. Como –hasta ahora– aparte del senador Gustavo Petro no hay a la vista candidatos presidenciales fuertes, el propósito del Fiscal parece ser sacar del ruedo a Sergio Fajardo, un aspirante serio, digno, respetuoso y respetable que, a pesar de las graves e injustas acusaciones del Fiscal y de otros contradictores, nunca se ha salido de casillas.

En otros frentes, las cosas tampoco serán fáciles para Fajardo. Otro poderoso personaje, el exfiscal general Néstor Humberto Martínez, como si su trayectoria pública no estuviera plagada de arbitrariedades, interrogantes y actuaciones dudosas, se fue lanza en ristre, lleno de odio y de ira, contra Sergio Fajardo. En su más reciente columna en EL TIEMPO, lo tilda de irresponsable e incapaz. Y, lleno de ironía, pregunta: “¿Con Sergio Fajardo sí podrá haber alguna esperanza?”.

Claro que hay esperanzas. Sergio Fajardo seguirá adelante, y millones de colombianos que lo admiran votarán por él. Espero poder asistir a esa victoria.

Lucy Nieto de Samper
lucynietods@gmail.com

Más de Lucy Nieto de Samper

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.